La economía europea no necesita de estímulos según las autoridades.

Unión Europea

Ya el discurso de las autoridades europeas no sorprende. A pesar de que la desconfianza se va acrecienta en muchos sectores de la economía europea, los principales mandatarios mantienen palabras de un optimismo relativo; por lo menos suficiente para no intervenir en el mercado por medio de políticas.

Esta vez el que hizo declaraciones fue el líder de los ministros de finanzas de la comunidad europea, Jean Claude Juncker, el titular de esa secretaria en Luxemburgo, quien afirmó que la Zona Euro no está en un mal momento. Reconoció, eso sí, lo que todos pronostican: una  desaceleración  en el crecimiento del producto para el año 2008 con respecto a los dos años anteriores. En el 2007 el crecimiento fue del 2,6, 0,8% mayor de lo que se espera para el año corriente. Esto efecto de la recesión en la principal economía del mundo, la norteamericana, que de concretarse, afectaría las exportaciones de los países integrantes de la Zonaeuro.

En línea con este análisis, la economía europea no necesita ni de políticas fiscales ni monetarias, al estilo de EEUU, ya que el peligro de recesión es lejano.

 Las tasas de interés se han mantenido estables a pesar de lo que algunos inversores auguraban. Como el crecimiento del producto no es considerado un garn amenaza, no hay motivo para darle un empuje a la economía, que si se llegase a realizar, provocaría una burbuja, donde el mayor crecimiento provocaría mayor inflación. Esta última, si es la que quita sueño a las autoridades del BCE.

 VIA – EXPANSIÓN

Te puede interesar

Escribe un comentario