La crisis financiera ahoga a Europa del Este

No habría nada peor hoy que saber que durante los próximos meses la crisis financiera continuará avanzando hasta destruir y dañar seriamente a las economías europeas o, peor aún, generar crisis sociales y protestas masivas. Y si por ejemplo Europa del Este entra en una crisis grave, la Unión Europea se verá notablemente afectada.

El miedo en Europa es notable. La crisis aparenta extenderse por los próximos meses y ya hay países en una crítica situación. Hubo disturbios sociales en Hungría, Bulgaria, República Checa, Letonia y Lituania. Ante esto, el diario francés Le Monde realizó un informe muy puntual sobre el escenario que está por venir.

La editorial francesa asegura que la crisis de estas naciones podría extenderse a los demás países de Europa afectando así a toda la Unión Europea. La crisis económica ahora también es social, y también en parte política pues según Le Monde “el círculo virtuoso se convirtió en vicioso. Enfrentados a la crisis, los bancos occidentales prestan menos, los industriales repatrían su producción, las monedas caen, se estrangula a los acreedores. Este cóctel es, a menudo, explosivo”.

El panorama no es el mejor, pues las naciones del este dependen de las exportaciones a occidente y de las inversiones extranjeras, y el escenario ya es muy similar a la crisis en América Latina en la década del ’80 y a la crisis asiática de la década del ’90, época en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) debió salir a rescatar economías y países en bancarrota.

En medio de este panorama, se acerca la reunión del G-20. La mitad de Europa está en clara contraposición a las medidas de Barack Obama de seguir financiando salvatajes financieros. República Checa, Rumania, Islandia, Hungría, Letonia, Lituania, Ucrania y demás naciones están en graves problemas, ahora sociales.

La solución a la crisis no pareciera estar en el G-20. Entonces, ¿dónde podrá estar?   

Te puede interesar

Escribe un comentario