La crisis en España suma más insolventes

cerdito-martillo

Así sea para una persona o una empresa, no existe palabra más rechazada que la insolvencia, pues demuestra la imposibilidad de una persona física o jurídica para afrontar sus servicios o deudas contraídas. Sin embargo, dentro de la economía española, los insolventes son cada vez más, pues cada vez más aumenta la cantidad de españoles que se declaran en quiebra.

Hasta el momento, el Instituto Nacional de Estadística (INE) informó que en sus últimos datos sobre deudores se registraron récords. Del total, el 74 por ciento correspondía a empresas vinculadas al sector de la construcción y el ladrillo, al sector de la energía y al comercio. Al fin del mes de junio, en todo el país se registraron más de 1700 concursos de acreedores, casi un 174 por ciento más en comparación con el mismo mes del año anterior. De esos 1727, 1412 son empresas y 315 personas físicas.

La mayor cantidad de nuevos insolventes se originaron con la peor sección de la crisis española, entre finales del año anterior y los primeros meses de este año. Los datos no pueden ser más negativos, pues por ejemplo el sector automotor cayó un 43,7 por ciento, la alimentación un 1,7 por ciento, los productos informáticos y electrónicos el 34,9 por ciento, las maquinarias un 33,6 por ciento, los muebles un 32,6 por ciento y los motores y remolques un 31 por ciento.

Te puede interesar

Escribe un comentario