La crisis económica “enterró” a un cementerio, que fue puesto en venta

canarsie-okey

Hemos escrito cientos de líneas sobre la crisis económica mundial, pero si la memoria no nos falla, no se recuerda una víctima tan llamativa de la crisis como ésta: un cementerio de Nueva York.

Dependiente de la ciudad, y con 3.000 lugares disponibles, el Canarsie tiene cuatro posibles compradores interesados que tendrán que hacer una propuesta antes de fin de mes.

Sin que trascendieran números de la posibles operación, la misma no aparece a priori como simple ya que para concretarse deben cumplirse dos leyes muy exigentes: una que reserva las subastas a compradores especializados en el sector funerario, y otra que prohíbe que la administración de un cementerio sea un negocio lucrativo.

Por la segunda norma, una vez que se vendan todos los nichos –a precios que superan a menudo los 8.000 dólares cada uno– el propietario se ocupa de administrar los gastos de mantenimiento, pero sin ganancias.

Una vez que las propuestas estén formalizadas, la decisión se tomará antes de fin de año y deberá contar con el visto bueno del alcalde Michael Bloomberg, los legisladores y de un juez.

Te puede interesar

Escribe un comentario