La crisis de las subprime continúa siendo una amenaza

Subprime

Mucho se ha hablado en los últimos meses sobre la crisis del mercado hipotecario estadounidense, un mercado que desde julio ha sufrido una fuerte caída en las llamadas subprime o hipotecas de alto riesgo y que hoy, es vista como una fuerte amenaza a la economía en su totalidad.

Cuando los periódicos internacionales hacen gala del inesperado nivel de crecimiento del producto estadounidense en el tercer trimestre del año (3,9% por encima de igual período del 2006), tendemos a creer que la crisis está siendo superada y que dentro de poco, los analistas económicos del mundo entero abandonarán el tema recurrente de las subprime. Lamento romperos la ilusión. Pese a esta noticia, la crisis aún amenaza la estabilidad de la principal economía y con ello, el mercado financiero mundial.

La FED estima que las pérdidas ocasionadas por la crisis van desde los 100 a los 150 millardos de dólares, pero que a la vez si analizamos el impacto mundial, representa un descenso de entre el 0,3 y el 0,6% del crecimiento mundial. Aún así, hay quienes afirman que las cifras ascenderán a 10.000 millardos de dólares y la caída del sector inmobiliario no tocará su máximo sino hasta 2009.

Como todos sabemos, la economía estadounidense se sustenta en el consumo. La crisis inmobiliaria supuso una ruptura en la creación de las nuevas líneas de crédito que permitieron elevar la capacidad adquisitiva de la población. El problema es aún mayor cuando las empresas ven endurecidas las condiciones de financiación, llevando a un contagio hacia otros mercados y un incremento a corto plazo de la desocupación.

Las estrategias empleadas para reducir el impacto de la crisis por parte del gobierno estadounidense pasan por el recorte de las tasas de interés (que intenta compensar las dificultades para acceder al financiamiento) y la emisión monetaria (por ejemplo, hoy se inyectaron 41.000 millones de dólares).

En el corto plazo veremos seguir cayendo las tasas de interés, una creciente valorización del euro en relación al dolar, grandes flujos de capitales moviéndose desde Estados Unidos y hordas de economistas vaticinando consecuencias positivas para algunos y para otros no tanto.

Vía | Finanzas.com

Te puede interesar

Escribe un comentario