La construcción de carretaras en México como una salida a la desaceleración.

Carretera de México 

Si la demanda se desacelera, con el fin de crear empleo y revitalizarla, los gobiernos deben, si es necesario, hacer pozos en las carreteras y volverlos a tapar. Nunca pude confirmar si Keynes había dicho algo parecido a esta frase alguna vez, pero recuerdo que un profesor de macroeconomía alguna vez me la mencionó como de su autoría.

Lo cierto es que encaja perfecto para las actuales medidas que el gobierno mexicana está impulsando desde principios de este año. La construcción de carreteras planea aumentarse en un 50% durante el 2008, con el fin de paliar la caía de las exportaciones a su país vecino Estados Unidos, producto de la crisis que atraviesa la primer economía del mundo, comprador del 80% de las exportaciones aztecas. La construcción de carreteras se espera que cree 450.000 empleos, que son de altas remuneraciones, pero que generan un derrame para el resto de la economía, a través del consumo, que da vida a otros sectores.

Parece que las obras en infraestructura, que se espera superen los 4.000 millones dólares, hasta ahora han surtido su efecto. Gastos que, por otro lado, son posibles, por el fuerte superávit petrolero con el que cuenta el sexto país exportador de crudo del planeta. El crecimiento para el 2008 se espera del 2,7%, sólo 6 décimas menos que el año anterior.

Algunos analistas afirman que efectivamente, las políticas fiscales han ayudado a México a sobrepasar la crisis de EEUU pero que no cortan el problema de raíz, la fuerte dependencia con este país. 

VIA – CNN Expansión
 

Te puede interesar

3 comentarios

  1.   Construccion dijo

    Las obras planteadas pueden ayudar a hacer crecer la economia mexicana

  2.   Rodrigo Gorga dijo

    No entiendo muy bien tu comentario. Creo que quieres decir que yo no considero que las obras planeadas ayuden al crecimiento de la economía mexicana. Capaz que me exprese mal pero la verdad es que yo pienso que si,y traté de plasmarlo en el artículo, que pueden ayudar al crecimiento y considero valederas las intervensiones del Estado con ese objetivo.

  3.   Julián Manuel dijo

    Si bien no conozco al detalle la situación mexicana creo que las políticas keynesianas de estímulo de demanda son altamente efectivas cuandos se está lejos del pleno empleo. En la Argentina el gobierno de Kirchner aplicó este tipo de políticas con mucho éxito generando un gran aumento del crecimiento. Pero debo destacar que la situación económica mostraba el típico escenario keynesiano: él grado de utilización de la capacidad instalada estaba alrededor del 50% (dependiendo de quien realizaba el informe). En esta situación casi todo el aumento de demanda se traduce en aumento de producto y casi sin afectar los precios.

Escribe un comentario