La compra de la vivienda vuelve a subir otro trimestre más

La compra de la vivienda vuelve a subir otro trimestre más

Uno de los índices en el que todo el mundo se fija es el de la compra de vivienda, si sube o se acerca a los niveles del 2008, significa que la economía está funcionando bien, en cambio si se mantiene por los suelos, muchos piensan que la economía sigue estando mal. En este caso, la economía no está muy allá, pero la compra de vivienda vuelve a registrar una subida de un 12%, con lo que estamos en el segundo trimestre seguido que tal índice está en positivo.

En total se han registrado unas 91.000 compras de vivienda o lo que viene a ser lo mismo, 91.000 posibles contratos hipotecarios que la banca ha concedido. Estos contratos engloban compras de vivienda nueva, de vivienda de segunda mano, de vivienda protegida, compras realizadas por extranjeros, por extranjeros residentes, etc…

La compra de la vivienda protegida es aún muy menor

De estos contratos, me llama mucho la atención la relación de vivienda protegida y vivienda libre. Respecto a la vivienda libre, el número de transacciones fue de unos 87.000 mientras que el de vivienda protegida fue de 4.000 transacciones. Incido en este aspecto porque me llama mucho la atención que en tiempos malos o en tiempos de crisis, como se quiera llamar, la vivienda protegida sea tan poca mientras que la vivienda libre se mantiene, lo que cabía esperar es que las viviendas protegidas al contar con más exenciones sean más atractivas para la gente con pocos recursos, pero parece ser que los propios ciudadanos, los vendedores de la vivienda libre, son más conscientes de la situación que la propia Administración.

Aún así, políticas fuera, cabe también señalar el crecimiento de extranjeros que compran una vivienda en España, algo que bate el récord histórico ya que ahora es del 17,7%, algo que no había ocurrido antes. Y esto se nota también en las provincias que mayor aumento de compra de vivienda han registrado, las provincias son: Canarias(Tenerife), Ceuta y Melilla, Madrid, Barcelona, Baleares y Navarra. Puntos donde la presencia de inmigrante y turista es mayor.

Aunque personalmente creo que volver a las viejas costumbres económicas es un grave error, es positivo dar noticias de recuperación, de esperanza, de ver el final del túnel, aunque hemos de ser conscientes de que aún queda mucho camino por recorrer.

Te puede interesar

Escribe un comentario