La aparición de la marca blanca a bajo coste

 

En tiempos en el cual la economía se mantiene en etapa de crecimiento, con buen nivel de consumo, y con perspectivas en alza, el público consume directamente sobre las primeras marcas que se ofrecen en los supermercados. Los productos de las marcas más conocidas, son los que finalmente consumiremos.

Pues bien, en momentos donde una crisis arriba a una economía, el consumo comienza a contraerse, disminuye y baja a niveles en el que las empresas y los propios supermercados deben tomar medidas alternativas.

Una de ellas es la fabricación y aparición de productos de segundas marcas o más baja calidad, lo que conlleva un precio menor y que permite a los consumidores más afectados por la crisis poder consumir regularmente ahorrando dinero. Empresas como Eroski o El Corte Inglés han lanzado productos que arriban al público con precios más bajos. ¿Por qué más bajos? Porque se ahorra en envasado, marketing y también en su calidad.

Hay informes que aseguran que en momentos de buena economía, un consumidor puede permanecer entre 3 y 6 segundos frente a la marca más reconocida para efectuar su compra. Pero en tiempos de crisis, el consumidor demora entre 5 y 15 segundos en decidirse por un producto. Pues claro, está analizando el producto y su precio, motivo necesario para el nacimiento de las marcas blancas.

Te puede interesar

Escribe un comentario