Japón, el yen, y las potencias globales

Hoy, luego de varios días desde que se inició el terremoto y el posterior tsunami, Japón todavía no se alejó de la posibilidad de una gran catástrofe nuclear pero sí ha manifestado cierto alivio desde que algunos reactores han descendió sus temperaturas.
 
Pese a esto, en absoluto puede descartarse una crisis nuclear. Por ello, las bolsas del mundo han absorbido la crisis y decayeron durante la semana anterior. La catástrofe natural fue determinante para que el Grupo de los 7 (G7) interrumpiera la fuerte escalada del yen, situado en sus niveles máximos desde las últimas décadas.
 
La acción conjunta de las principales naciones del planeta fue determinante para controlar al yen, aunque otra incertidumbre es saber si la reconstrucción de Japón no influirá en la posición de los nipones, hoy terceros en el mundo detrás de China y Estados Unidos.
 
Los analistas aseguran que Japón se mantendrá en su actual posición global, pues sus reservas son suficientes como para emprender la reconstrucción tras el desastre sin afectar su economía.

Te puede interesar

Escribe un comentario