IRPF de los autónomos

IRPF de los autónomos

Todos pagamos impuestos… bueno, casi todos. No hay quien se libre, prácticamente, de los largos tentáculos del fisco, en ningún país del mundo, a excepción de los paraísos fiscales. En España hay un catálogo de gravámenes que nos alcanza a todos y a todo, desde el ganar la lotería, hasta heredar una casa o dinero. Y sí, también los emprendedores. Ellos tienen el premio del IRPF de los autónomos.

Recuerda que los impuestos no son un invento moderno, nos acompañan desde prácticamente hace miles de años.

Las visitas de los recaudadores de impuestos son muy conocidas por todos, tanto, que incluso un apóstol de Jesús, fue recaudador de impuestos.

Los impuestos fueron clave en el auge del Imperio Romano, y han sido clave en el desarrollo de todos los países, sin ellos, no habría manera de garantizar una calidad de vida alta, digna y que sea alcanzable para todos en un país, vía sanidad, educación, infraestructura, etc.

Por eso es importante que todos paguemos impuestos, y además, saber qué impuestos pagamos.

Hoy queremos hablar a los autónomos, esos que sostienen el 99% del tejido empresarial español.

Ésta es una guía básica para entender los aspectos clave del IRPF de los autónomos.

¿Qué es el IRPF de los autónomos?

El IRPF de los autónomos es el impuesto que prácticamente pagamos todos cuando hacemos la declaración de la renta. Es el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas, de ahí sus siglas, IRPF.

Es un impuesto que solamente pagan las personas, no pudiendo ser objeto de éste impuesto ninguna empresa moral, es decir, sociedades, organizaciones, etc.

Es un impuesto que se paga por medio de retenciones, siendo los principales objetos de las retenciones, los trabajadores por cuenta propia o ajena.

Las retenciones son anticipos a hacienda en forma de dinero, a la Agencia Tributaria, en previsión o adelanto por el resultado que se obtendrá en la siguiente declaración de la renta.

Están reguladas por la Ley y vienen dictaminadas por distintos porcentajes, según una serie de aspectos, que veremos en éste artículo, y son obligatorias.

IRPF de autónomos

El saldo de las retenciones es pagado, al uso, por los pagadores: las empresas que pagan la nómina, los inquilinos, los clientes o el banco.
Al finalizar el período, se hace un balance entre el IRPF real vs. El IRPF anticipado, y se calcula la diferencia, que puede ser a pagar o devolver.

El IRPF es el impuesto que más dinero genera para las arcas del Estado Español, ten en cuenta que son objeto del IRPF todos los trabajadores, alrededor de 17 millones, y todos los autónomos, que son el 99% de las empresas que existen en España. Cualquier variación en éste impuesto, afecta a casi todo el País, y es el impuesto que más debate genera en éstos debates a la Presidencia de Gobierno, y las que habrá.

Si no eres autónomo, quizá debas revisar en tu nómina cuánto pagar a la Agencia Tributaria, e investigues si es mucho o poco, y las consecuencias que tiene para ti. Si eres autónomo, sigue leyendo.

Características del IRPF de los autónomos

Bien, ya sabemos qué es el IRPF, a quién afecta y un poco sobre su funcionamiento, basado en retenciones. Ahora toca comprender un poco su naturaleza.
Éstas son las características del IRPF de los autónomos, pero también de los trabajadores por cuenta ajena:

A. Es un impuesto progresivo, es decir, por tramos: quien más dinero genera, más paga por el IRPF
B. El IRPF grava la renta universal del autónomo, es decir, transacciones nacionales e internacionales, a fin de evitar siempre la doble tributación
C. Es un impuesto periódico que coincide con el año natural, aunque su devengo o pago, se realice en meses después de su finalización
D. El IRPF abarca todo el año natural, es decir, del 1 de enero al 31 de diciembre
E. Una parte del control y cobro, está a cargo de las Comunidades Autónomas. Por eso hay Comunidades que rebajan éste impuesto, y otras la suben, por ejemplo

A cuánto asciende el IRPF de los autónomos

Todos sabemos más o menos cuánto pagamos de impuestos. Por ejemplo, el IVA, el segundo impuesto, es del 21% y todos asumimos su coste en cualquier compra o pago de servicios, en el supermercado, o cuando alguien repara algo en casa, como una lavadora.

Pero los autónomos lo tienen algo más difícil que los demás.

IRPF autónomo

¿Por qué? El IRPF de los autónomos y en general, cambia cada año, y debido a su carácter progresivo, los tramos y sus porcentajes también pueden crear confusiones.

Para no confundir, evitaremos las referencias a años anteriores y nos ceñiremos a las cantidades publicadas más recientemente por el Gobierno presidido por Mariano Rajoy.

El tramo más pequeño, que es el de las rentas bajas, es del 15%.

¿Qué quiere decir? Que de todo el dinero que un autónomo facture, el 15% debe ser retenido y pagado a la Agencia Tributaria.

Aunque si no has sido autónomo nunca, y eres nuevo, puedes acogerte a la cuota del 7%, o bien, a la llamada ‘tarifa plana’ en la que se paga 50€ por mes.

A partir de aquí, los tramos van aumentando, y cuanto más dinero vayas generando, más dinero es el que deberás enviar a la Agencia Tributaria.
Un punto a destacar, es que el 15%, es el mismo que antes de la crisis, habiendo llegado a 22%.

Quién debe pagar el IRPF de los autónomos

No todos son sujetos a retenciones al IRPF.

Realmente los únicos que lo deben hacer son:

a. Profesionales autónomos, es decir, aquellos que estén inscritos en el Impuesto de Actividades Económicas, en las secciones segunda y tercera
b. Algunas actividades en estimación objetiva, o módulos
c. Actividades ganaderas de engorde de porcino y avicultura
d. Actividades agrícolas y restantes actividades ganaderas
e. Actividades forestales

Si eres un nuevo autónomo, te aconsejamos acudir a una gestoría con expertos que te puedan decir a qué ramo perteneces, y si tienes la obligación de retener el IRPF en las facturas, y cuánto es el porcentaje a retener, ya que es distinto en cada una de las actividades que te hemos mencionado anteriormente.

Cosas que debes saber sobre las retenciones del IRPF de los autónomos

Bien, no lo hemos comentado, pero suponemos que ya ha quedado claro que el IRPF funciona en base a retenciones progresivas directamente en las facturas, ya que es un impuesto que pagan los clientes, no la empresa.

Pero debes saber que las retenciones tienen algunas cosas que deberías saber, sin dejarte llevar por lo que la gente diga, ya que cada actividad profesional tiene sus propias cantidades de retención.

En general, esto debes saber sobre las retenciones:

IRPF autónomos

a. Las facturas a particulares no deben llevar retención a IRPF, solamente las que se emiten a otros autónomos, ya que los particulares no presentan declaraciones a Hacienda por retenciones
b. Si eres un profesional autónomo, y más del 70% de tus facturas llevan retención del IRPF, estás exento de tu declaración trimestral del IRPF
c. Los pagos se hacen directamente a la Agencia Tributaria o Hacienda
d. Algunas empresas que facturan a autónomos profesionales, se encargan de todo, pero debes tener claro, que es obligación del autónomo la de realizar todo el trabajo administrativo

Qué retenciones afectan al IRPF de los autónomos

Bien, ya sabemos que el pago de hace de forma trimestral, con la retención que hacen los autónomos en sus facturas emitidas a otros autónomos, y que luego del balance anual, puede ser a pagar o devolver.

Pero, ¿qué tipos de retenciones existen? Son tres tipos que afectan a los autónomos y que están obligados a hacer.
Aquí las tienes:

I. Las retenciones que deben hacer directamente en cada factura emitida, y de acuerdo a su actividad, puede ser desde el 1% hasta el 15%, dependiendo de, insistimos, el ramo de actividad del profesional. Si tu actividad está en la primera sección del Impuesto a las Actividades Económicas, no estás obligado a practicar ninguna retención por IRPF, por ejemplo
II. Si en tu trabajo como profesional autónomo contratas a personas, estás obligado a practicar la retención de ellos, de acuerdo a ciertas características como su actividad, número de hijos y otras circunstancias que van cambiando el porcentaje que deberás retener de su nómina
III. Si el profesional autónomo tiene su negocio en un local o negocio alquilado, deberá retener un 19% por el IRPF

Si alquilas, tienes uno o más trabajadores y eres un profesional autónomo, deberás hacer tres tipos de retenciones por trimestre, por lo que lo mejor que puedes hacer, es recurrir a algún software que gestione eso, o una gestoría, recuerda que un error puede hacerte acreedor a una multa, en el mejor de los casos.

Cómo se hace el pago del IRPF de los autónomos

Gracias a los cambios en la ley, el pago y declaración del IRPF de hace de forma telemática, es decir desde casa. Te aconsejamos que lo hagas, informándote al respecto. Solo te comentamos que es necesario que tengas tu DNIe o certificado digital.

Te puede interesar

Escribe un comentario