Invertir en el ladrillo, ¿es el momento?

invertir en el ladrilloLos inversores españoles siempre han sido muy propensos a invertir sus ahorros en el ladrillo. Bien a través de los valores de la renta variable que representan a este importante sector. Pero sobre todo por medio de operaciones inmobiliarias que les han dado muy buen rentabilidad durante las anteriores décadas. No obstante, la crisis económica de 2008 les ha hecho replantearse esta estrategia y reconducir sus inversiones hacia otros activos financieros, por el momento, más seguros y con cierta potencialidad para su crecimiento.

La pregunta que se hacen en estos momentos los pequeños y medianos inversores es si actualmente es buen momento para volver a invertir en el ladrillo. Pues bien, y con respecto a los valores que cotizan en los índices nacionales, tras haber corregido sus precios fuertemente las empresas constructoras que cotizan en la renta variable, desde hace unos años han iniciado una escalada alcista que les ha llevado a recuperar parcialmente sus precios, aunque de momento los intermediarios financieros no terminan por decantarse por este índice sectorial.

Las constructoras que cotizan en el Ibex-35 han mostrado importantes revalorizaciones en los últimos cinco años, y en algunos casos en concreto con un mejor comportamiento que el índice selectivo. Además, cuentan con una rentabilidad media por dividendo muy interesante, en torno al 5%, y solamente por debajo de otros sectores como el bancario o las eléctricas, que llegan hasta un 8% en el mejor de los escenarios.

¿Dónde puede invertirse los ahorros?

empresas para invertir en el ladrilloSi la estrategia por la que te decantas para invertir los ahorros es por el ladrillo, y canalizándolo a través de la renta variable dispones de muchas opciones en el índice de referencia nacional. Dentro del selectivo nacional destacan las empresas constructoras y con líneas de negocio muy diversas, aptas para cualquier perfil de inversor. Sacyr, OHL (+28%), Ferrovial, FCC, ACS y Acciona, entre las principales.

A ellas se les suma otras que cotizan en el mercado continuo español, como por ejemplo Realia o Inmobiliaria Colonial. Aunque son valores que conllevan muchos más riesgos de lo necesarios. Y que muestran una evolución en sus precios no tan homogénea, con excesiva volatilidad todos los días. Con una diferencia entre sus precios máximos y mínimos muy elevada, de hasta dos dígitos en algunos de los casos. Se trata de valores en que es muy difícil operar, y que solo los inversores especulativos se atreven a abrir posiciones con estos activos financieros.

Las posibilidades de generar amplias plusvalías son muy amplias, pero por los mismos motivos puedes perder buena parte de tus ahorros en sus posiciones. Desde luego que más de lo que piensas inicialmente. A no ser, claro está, que utilices una orden stop loss para limitar las posibles pérdidas. Y como consecuencia de esta hábil estrategia, también protegerlos de la forma más óptima.

No obstante, algunas de las empresas cotizadas se encuentran en una grave situación empresarial y que les pueden inducir a seguir con la escalada bajista en sus precios. No es conveniente tomar posiciones, ni tan siquiera si los mercados de renta variable muestran una tendencia alcista intachable. Seguramente hay más que perder que ganar en buena parte de esta oferta bursátil. O al menos para actuar con cierta diligencias, y mucha, pero que mucha paciencia.

Ocho consejos para invertir

Si piensas que es el momento oportuno para volver al ladrillo a través de la renta variable, es altamente deseable que conformes una estrategia para rentabilizar tus ahorros. Que pasaría necesariamente por adoptar una serie de recomendaciones que pueden ser muy útiles para operar con estos activos financieros. Y que pueden ayudarte a que el rendimiento sea mucho más satisfactorio para tus intereses personales.

  1. Detecta los valores más sólidos del mercado, y que cuenten con unos resultados empresariales ciertamente saneados. Evitando, en cualquier caso, las compañía que estén endeudadas o presenten deficiencias en sus modelos de gestión.
  2. La toma de posiciones en estos valores deberá ir acompañada de una tendencia general en los mercados de renta variable que sea alcista. Posibilitará que la revalorización de las acciones se desarrollen con un mayor potencial, incluso superando a otros valores del índice selectivo.
  3. No tendrás más remedio que realizar un profundo seguimiento de sus cotizaciones, ante la posibilidad que impulsen fuertes correcciones que pueden llevar a sus precios hacia los mínimos de los últimos meses.
  4. Si van acompañadas del pago de dividendos, mejor que mejor, ya que tendrán un rendimiento asegurado y fijo todos los años. Imprescindiblemente de cómo evolucione en las plazas bursátiles en donde cotizan.
  5. Se trata de valores muy cíclicos que responden mejor en los ciclos expansivos de la economía, mientras que por el contrario, suelen hacerlo peor que otros en los períodos recesivos, o al menos cuando haya dudas sobre la actividad económica, tanto nacional como internacional.
  6. Para proteger tus ahorros será muy conveniente que combines estas acciones con otras compañías de corte más defensivo. No en vano, la  seguridad será uno de tus principales objetivos para los próximos meses.
  7. Trata de ajustar las ventas y compras para conseguir unas operaciones más rentables. Y si ves que el precio de mercado no es satisfactorio, mejor será que dejes la operación para otro momento más oportuno.
  8. Algunos valores ya han descontado la peor de sus situaciones y tienen ajustados sus precios, con lo que es posible que puedan revalorizarse en los próximos meses siempre y cuando los resultados empresariales sean positivos.

Otras alternativas para el ladrillo

ladrillo: ETFAfortunadamente para ti hay vida más allá de la bolsa. Y puedes invertir en las constructoras a través de los fondos de inversión basados en este activo financiero. La oferta es muy amplia, y además puedes combinarlo con otros sectores, incluso con la renta fija para limitar las pérdidas en los escenarios más desfavorables para tus intereses. Por medio de una cartera de inversión que sea equilibrada, y adaptada al perfil que presentes como pequeño y mediano inversor en valores del ladrillo.

Desde este planteamiento, puedes elegir entre diferentes fondos de estas características y que pueden ser rentables en determinados momentos del año. No solamente están disponibles estos productos financieros, sino que a través de los fondos cotizados (ETF) pueden lograrse estos objetivos. Siendo, en cualquier caso, una posición intermedia entre la compra y venta de acciones y los fondos de inversión. Y que conllevan en la mayoría de los casos unas comisiones más competitivas, o lo que es lo mismo, más baratas.

Incluso si eres un inversor agresivo dispones de los warrants para tomar posiciones en las constructoras e inmobiliarias, pero asumiendo más riesgos. Esto es así porque las ganancias pueden doblarse, pero al mismo tiempo puedes perder muchos euros en cada operación. Si no dispones de los conocimientos suficientes sobre las operaciones en estos productos de mayor sofisticación, será altamente aconsejable que desistas del intento. E intentes acudir solamente a los productos que realmente conoces y operas con cierta frecuencia.

Al igual que con las ventas a crédito, que requieren de una mayor especialización por tu parte. Y que no son asimilables para los inversores minoristas que no cuentan con una experiencia en sus operaciones, y en cómo se realizan sus compras y ventas. Puede que no sea el modelo de inversor mejor para tus características.

Volver al modelo de siempre

ladrillo: alquilerY como último recurso, siempre te quedará la solución de las adquisiciones inmobiliarias, como hicieron tus padres en los momentos del boom del ladrillo. No obstante, esta estrategia te exigirá unas mayores aportaciones monetarias, por encima de la media. Y  encima no te aseguran en retorno que daban estas operaciones en los mejores años del mercado.

Para valorar esta posibilidad será conveniente que tengas en cuenta que es francamente difícil que puedan cotizar sus precios a los de hace unos años, en concreto ante de la crisis económica del 2008. Tanto es así, que diferentes analistas del sector aluden a que eran unos precios que no correspondían con la realidad. Como consecuencia de esta tendencia coyuntural te será más difícil obtener los rendimientos de otros años más favorables para esta clase de inversión.

Pero no tienes porqué limitarte a la compra de inmuebles, si además no dispones de los suficientes recursos como para afrontar esta operación. Basta con la adquisición de locales, o lo que puede ser más interesante, plazas de garaje para que rentabilices tus ahorros de cara a los próximos meses, y puede que hasta años.

Con un pequeño capital, no muy exigente, puedes hacer realidad a tus deseos de volver al ladrillo de nuevo. Y de paso, obtener un sobresueldo todos los meses para que te ayude a justar el presupuesto de la economía doméstica todos los meses del año. Siempre generarás un rendimiento al patrimonio que tengas disponible alquilándolo a otras personas. Incluso si es tu deseo, podrás venderlo al cabo de unos años con plusvalías.

Como puedes comprobar hay más de una alternativa para invertir en el ladrillo, y en función de las características que aflore en tu perfil como inversor. Con toda seguridad lo más complicado consistirá en elegir el modelo para canalizar la inversión. Aunque como son muchos, no tendrás excesivos problemas para decidirte en tu elección.

Con un objetivo muy bien definido, que no es otro que batir los pobres márgenes de rentabilidad que ofrecen en la actualidad los principales productos destinados para el ahorro. Raramente obtendrás más del 0,50% por ellos, por lo que a poco que los mejores, habrás cumplidos tus expectativas. Será una fórmula nada original para volver a la inversión preferida por los españoles a finales del pasado siglo. Ahora tendrás que valorar si realmente te merece la pena este cambio de estrategia en la inversión.

Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario