Bolsas emergentes, ¿es momento de invertir?

mercados emergentes como opción en la inversión Las  bolsas emergentes son una de las alternativas que tienes para invertir tus ahorros y rentabilizarlos con los máximos rendimientos en las operaciones que vayas realizar. Se trata de movimientos de alto riesgo que solamente un perfil muy determinado de inversores pueden soportar en estos momentos. ¿Es tu caso? No en vano, el riesgo que contraes es excesivamente elevado, por encima del generado en otros mercados bursátiles, aunque en el momento que retomen su tendencia alcista serán también los que más alegrías darán a los ahorradores.

Está comprobado, como en los últimos meses sus cotizaciones se han movido bajo una mayor dosis de oscilaciones en sus precios, y dominados por una volatilidad extrema infrecuente en los mercados nacionales. Pocos minoristas se atreven a tomar posiciones en los valores de los mercados emergentes, precisamente por estas causas. Las ganancias pueden dispararse notablemente, cierto, pero las pérdidas tampoco se quedan atrás en su feroz virulencia.

¿Cuáles son los mercados emergentes?

brasil es uno de los mercados emergentes en donde se puede operarDesde un principio, los primero que debe hacerse es identificar a los mercados emergentes, que tan de moda están en los últimos meses, y como consecuencia de diferentes motivos. Inicialmente están vinculados con ciertos países de gran peso específico en la economía mundial. Son los denominados BRICS, en los que están englobados Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica. Aunque lo primero que se advierte en ellos, es que son muy desiguales en cuanto al potencial de revalorización que presentan en los mercados de renta variable.

A ello hay que añadir otras economías emergentes que no forman parte de este selecto grupo de países. Y en el que están englobados los principales países del sudeste asiático, y hasta algunos muy puntuales del antiguo bloque soviético. Sin olvidarse – claro está – de mercados como el argentino, turco o mexicano. La oferta que te ofrecen, y como podrás comprobar es muy amplia, pero también diversificada, que puede ayudarte a canalizar tus deseos de inversión en algún momento dado.

La evolución de sus precios en los mercados financieros es realmente explosiva. Cuando su tendencia general es alcista, la mayoría de los títulos suben con mucha fuerza, y viceversa. De ahí la enorme dificultad para operar con ellos. Desde luego no es una labor fácil, y seguramente te puede traer más de un problema si te decantas por alguna de sus plazas bursátiles.

Hay muchas diferencias entre los principales mercados emergentes. Desde los que han impuesto una tendencia bajista de gran intensidad, como en el caso ruso. A otros que gozan de las recomendaciones de los más importantes intermediarios de los mercados financieros, y que está liderado por la India. Pasando por toda una serie de propuestas que presentan diferentes realidades, tanto en sus economías, como la evolución de sus respectivos índices nacionales. Hay de todo, como aluden algunos expertos en este segmento de la renta variable.

¿Cómo operar con estos mercados?

¿Como deben ser tus operaciones en los mercados emergentes? Si en los próximos meses es tu intención tomar posiciones en alguno de ellos, no tendrás más remedio que tomarte una buena taza de tila. Las emociones fuertes harán acto de presencia desde el mismo momento en que entres en sus mercados. Por estos tus actuaciones deberán estar muy controladas, y especial limitadas en cuanto a las aportaciones monetarias de tus órdenes de compra. Con no más del 25% sobre el valor total del patrimonio disponible para estas operaciones.

Ante este escenario tan complicado, no te quedará más remedio que actuar con especial precaución, tratando de proteger de la mejor forma posible todos los movimientos que desarrolles en la renta variable emergente. Tratando, en cualquier caso, de ser muy selectivo para inclinarte por los que países que tengan las bolsas con mejor aspecto técnico. Y si puede ser imponiendo una orden para limitar las pérdidas, pues mucho mejor. Conseguirás que no pierdas una parte muy importante de tu patrimonio personal o familiar.

Asimismo, deberías complementar estas operaciones con mercados más convencionales, que al menos muestren una mayor estabilidad en la evolución de sus índices. No será un mal punto de partida para acercarte realmente a estos mercados financieros. Incluso si su evolución mejora para las próximas sesiones bursátiles, hasta puede que se conforme como una clara opción para canalizar tus ahorros.

Otro aspecto que indudablemente tendrás que valorar es sí realmente necesitas tomar posiciones en estos mercados tan arriesgados. Si la respuesta es positiva, ármate de valor porque la tranquilidad no presidirá tus operaciones. Es más, deberás enfocarlas de cara al corto plazo. Y si consigues rápidamente plusvalías, no estará de más que deshagas posiciones con la misma rapidez.

¿Qué te ofrecen los emergentes?

Los mercados emergentes, aun siendo más complicados para operar con ellos, te proporcionan unas prestaciones que no conviene que las subestimes, especialmente si eres un inversor habituado a operar con algunas de sus plazas bursátiles. Y que se podrían resumir en las siguientes actuaciones que te exponemos desde este artículo:

  • Puedes aprovecharte del fuerte dinamismo de sus cotizaciones, y que incluso hacen a sus valores mucho más proclives para ejecutar las operaciones en el mismo día, recogiendo rápidamente sus posibles beneficios.
  • Presentan una mayor variedad de sectores empresariales que los que puedas encontrar en estos momentos en las bolsas nacionales, especialmente en nuevas tecnologías y materias primas.
  • La pluralidad de horarios que tienen algunos de estos mercados propicia que tus inversiones nunca descansen, ya que puedes desarrollar los movimientos hasta por la noche, si este es tu deseo.
  • Aunque sus comisiones son más expansivas, podrán ser amortizadas por una elevación en los rendimientos de las operaciones en renta variable, a poco que ayuden los mercados elegidos tras tu decisión.
  • Disponen de una potente oferta, ya que en la actualidad puedes decantarte por muchos países que cumplen con estas características, y ubicados a lo largo de todo el mapa mundial, con modelos económicos sensiblemente diferentes.
  • Te permiten conformar una cartera de inversión realmente alternativa que complemente al resto de aportaciones en los mercados financieros, y con las que rentabilizar los ahorros de la forma más correcta posible.

Peligros de su contratación

A pesar de todo, lo más aconsejable es que igualmente medites todos los inconvenientes que se generarán con tu participación en estos mercados. Incluso más de los que te imaginas inicialmente. Y que en cualquier caso, llegarán a provocarte más de un susto, que repercuta en el saldo de tu cuenta corriente, y hasta puede que en tu estado de salud.

Para proteger el patrimonio de tus cuentas personales – y si el deseo es invertir en los emergentes – no tendrás mejor manera de hacerlo que poniendo tu caso particular en manos de un experto financiero. Nadie mejor que este profesional (habilitado en las entidades bancarias como un servicio adicional como cliente que eres), para dictaminar si es o no conveniente que te dirijas a estos mercados tan especiales. Seguramente tenga una respuesta convincente a tus demandas.

Otra variable que tienes que considerar es que debes aportar un seguimiento de estos mercados, muy profundo, y de forma regular y disciplinada. Solamente de esta manera estarás en condiciones de iniciar las operaciones. Y por supuesto, que vigilándolas casi todos los días. Si no es así, puede que tengas más de un problema que te cueste mucho solucionarlo.

Si aun así, sigues empecinado en tu planteamiento original, sería realmente aconsejable que te fijes en los ciclos alcistas para empezar a tomar posiciones (comprar), y puedas desarrollar los movimientos bajo un control en sus precios. Y a la mínima debilidad, abandonar las posiciones, para que de esta manera no se profundices las depreciaciones. Esa será tu objetivo desde el principio.

Son mercados son más sensibles a las recesiones económicas, de forma que cuando éstas llegan sus bolsas acusan caídas mucho más pronunciadas, a ves de manera virulenta y hasta irracional. Y que bajo ningún aspecto debes formalizar las operaciones en los periodos de mayor inestabilidad.

Su dependencia con los mercados de divisas es cada más palpable, estando en ocasiones muy entrelazadas sus evoluciones, hasta el punto de que las primeras pueden marcar las pautas de sus actuaciones en los parques bursátiles.

Algunos consejos para operar en estos mercados

Consejos para sacar mayor provecho en estos mercadosLa complejidad de sus operaciones, por otra parte, requiere de unas actuaciones muy especiales por parte de los pequeños y medianos inversores. Para ayudarles a desarrollar estos movimientos, les aportamos una serie de pautas de comportamiento que les vendrá muy bien a partir de estos momentos.

  • No deben centrarse únicamente en los mercados emergentes, sino que por el contrario, tan solo debe configurarse esta opción como una alternativa para la inversión. Nada más, tenlo en cuenta a partir de ahora.
  • Hay que ser muy selectivo en las operaciones realizadas, incluso en el destino de los mercados. Ya que no todos los emergentes son iguales, y siempre habrá más oportunidades de negocio en unos que en otros.
  • Si desconoces los mercados donde vas a invertir tus ahorros de toda la vida, mejor harás en abstenerte de tomar posiciones, decantándote por otros en los que estés más familiarizado.
  • Algunas de sus economías se rigen bajo parámetros de honda inestabilidad, y que como consecuencia de ello, no merece la pena que les otorgues tu confianza a la hora de canalizar las inversiones.
  • Son más aconsejables para otra serie de productos financieros, quizás más agresivos, pero que cuentan al menos con mecanismos los suficientemente amplios como para rentabilizarlos en un menor espacio de tiempo. Incluso combinándolos con otros activos financieros, como en el caso concreto de los fondos de inversión.
  • Y finalmente, valora realmente si te conviene asumir los riesgos que conllevan sus operaciones, ya que después de una profunda meditación puedes llegar a la conclusión que no es lo correcto para tus intereses.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario