Invertir en la bolsa a la baja, ¿y porque no?

Están habilitados ciertos productos para operar con las bolsas a la bajaCada vez que los mercados financieros sufren descensos en sus índices, los inversores pierden muchos euros en sus operaciones bursátiles, demasiados en los caso de mayor virulencia bajista. Es más, el nerviosismo se apodera de su estado anímico, hasta producirles auténticos dolores de cabeza estos movimientos bajistas. Quizás lo que desconocen algunos de ellos es que también pueden sacar provecho de las situaciones más negativas, incluso  bajo mayores márgenes de rentabilidad.

Los mercados han habilitado de algunas estrategias de inversión, y hasta de productos financieros muy novedosos, que no desaprovechan esta tendencia que les proporcionan los movimientos bajistas. Para tomar posiciones en ellos solamente hay que saber operar en los mercados de estas características. Y en donde la experiencia y el aprendizaje jugaran un papel decisivo para rentabilizar tus ahorros, sin preocuparte de las pérdidas.

La gran ventaja de este peculiar sistema paran la inversión reside, en que no solamente puede accederse a través de la compra y venta de acciones en los principales mercados de renta variable. Por supuesto que no, sino que hay otras alternativas para satisfacer las demandas de los inversores que cuenten con mayor experiencia. Y que requiere de toda una serie de instrumentos para aprovecharse de las tendencias que dictaminen los mercados.

Comprar a la baja, ¿cómo?

¿Que puedes hacer para invertir tus ahorros en los escenarios bajistas? Para beneficiarse de la tendencia bajista de los mercados se han habilitado varios productos financieros que cumplen con esta función. Básicamente por medio de las operaciones bursátiles de toda la vida. Pero que en esta ocasión se le han añadido modelos mucho más innovadores, y audaces, que agilizan estos procesos, incluso con la posibilidad de incrementar las plusvalías cada vez que acudes a ellos.

Si tus perspectivas para este nuevo año es acometer este tipo de operaciones, no cabe duda que dispondrás de los elementos necesarios para desarrollarlas. La forma más habitual es operando directamente sobre los mercados bursátil, sobre una acción, sector o índice de la renta variable.

La opción más satisfactoria son las operaciones de venta a crédito. Permiten generar grandes ganancias con la venta de títulos tomados en préstamo. No obstante, es un producto muy delicado, ya que si no sabes operar en ellos correctamente te pueden conllevar muchas pérdidas, incluso más de las que puedas asumir.

Asimismo, este movimiento puede verse potenciado en contra de tus intereses, si la evolución de las acciones (u otros activos financieros) no se desarrollan como esperabas inicialmente, y en vez de bajar, muestran el movimiento contrario, es decir suben. Con toda probabilidad que tu patrimonio invertido se depreciará notablemente, más de lo puedas pensar, ya que sus movimientos son muy bruscos.

A través de otros productos financieros

A pesar de todo, no tienes porqué limitarte a este producto tan arriesgado. Hay otros que están confeccionados con mayor efectividad, y porque no, con cierta protección en las operaciones que vayas a desarrollar en los próximos meses.

Uno de ellos son los fondos de inversión inversos, que cada vez con mayor frecuencia te los proponen las gestoras para que los puedas contratar a través de tu banco. Están basados fundamentalmente en los principales índices bursátiles internacionales, aunque también en sectores y cesta de acciones. Para que, como consecuencia de su aplicación, dispongas de los instrumentos necesarios para operar a la baja.

El principal problema que conlleva este modelo de gestión es que su efectividad es a medio y largo plazo. Y claro está, los movimientos bajistas, generalmente están limitadas en su duración y necesitan de una respuesta inmediata y urgente por parte de los pequeños inversores. Y precisamente estos fondos no la dan, sino que requieren de permanencias más duraderas. Si no estás en condiciones de afrontarlo, mejor serás que optes por otros diseños más ágiles.

Desde esta perspectiva, más satisfactorio será para tus intereses, que los ahorros acumulados los dirijas a un ETF inverso de estas mismas características. Los ETF, o fondos cotizados en bolsa, son un producto intermedio entre los fondos de inversión tradicionales y las acciones, y que sirven para mantener esta estrategia con gran practicidad. No en vano, replican con mayor exactitud los movimientos bajistas de los mercados. Y quizás, estarán más adaptados a tus verdaderas necesidades para rentabilizar estas figuras que presentan todas las bolsas.

En un cuarto escalón, y bajo un mayor riesgo en las operaciones, están presentes los warrants put. Un producto realmente más sofisticado que rentabiliza más óptimamente estos movimientos, y de los puedes conseguir un mayor rendimiento si sabes operar con ellos, aunque con mayores inconvenientes si no se cumplen los pronósticos. Además, sirven para formalizar las operaciones a corto plazo, y de forma más expeditiva. Pero que en cualquier caso, deberás estar más habituado a moverte en ellos, con un cierto aprendizaje sobre los mismos.

¿Cómo debes operar en esta tendencia?

Si eliges los escenarios adecuados pueden conseguir muchas plusvalías en estas operacionesSi estás convencido que unas acciones o índices van a bajar en los próximos meses, no lo dudes más, utiliza estos productos financieros. Es la única manera para rentabilizar tus ahorros, a través de las propuestas que te presentan los mercados financieros. Pero siempre que adoptes unas pautas de comportamiento, que no solamente te ayuden a desarrollar correctamente esta estrategia, sino que estén abiertas para dotar de mayor protección a tus aportaciones económicas.

Todo ello en un escenario económico con grandes incertidumbre para este año, y que a diferencia de otros ejercicios no ha tenido un buen principio. Las dudas sobre la recuperación económica, el frenazo chino y las tensiones en Oriente Medio son algunos de los canalizadores de este comienzo poco esperanzador para los principales mercados financieros.

Será un año, en cualquier caso, muy volátil, en donde las oscilaciones en los precios de las acciones serán muy notables. Y que a través de procesos rápidos y flexibles podrás generar más plusvalías de las inicialmente contempladas para un ejercicio tan complicado como el que se presenta.

Al menos, dispondrás con la posibilidad de suscribir con una serie de productos para ganar dinero este año, y no estar parados en estos próximos meses, si la evolución de los mercados bursátiles no es la  misma que la que predicen muchos analistas financieros. Y que incluso, desde Bankinter dan un recorrido alcista a la bolsa del 30%.

No obstante, si por cualquier circunstancia, decides decantarte por algunos de los productos anteriormente sugeridos, no te quedará más remedio que importar una serie de consejos que te serán de gran utilidad para desarrollar las inversiones en este nuevo ejercicio.

Decálogo para invertir con estos productos

las claves para desarrollar estas inversiones sin que te atragantes por la volatilidad de estos movimientosDesde luego que tienes ante ti, a más de un producto que recoja los movimientos bajistas de los mercados financieros. Pero con las mismas estrategias a la hora de operar con ellas. De ahí, que los consejos sean comunes a todos ellos, sin prácticamente exclusiones. A través de diez sencillas, pero a la vez eficaces claves que deberás asumir a partir de estos momentos. No en vano, es tu dinero el que está en juego, y valen improvisaciones sobre estos planteamientos.

  1. Son productos con mucho riesgo, excesivos en algunos casos, que solamente los deberás emplear cuando los mercados dispongan de una tendencia muy bien definida como para desarrollar las operaciones
  2. Deberás inclinarte por uno u otro producto financiero, en función de la experiencia que tengas en cada uno de ellos, y también, del perfil que presentes como inversor. Para definitivamente inclinarte por el más conveniente en función de estas variables.
  3. No deberás destinar todo tu patrimonio para esta clase de operaciones, sino que al contrario, deberán ser muy limitadas, con no más del 30% del capital disponible en esos momentos. Bien pudiéndolo diversificar con otros activos financieros menos peligrosos.
  4. Si desconoces en profundidad como operar con estos productos financieros, mejor será que desistas de su intento, porque probablemente puedas desarrollar unas pérdidas que te serán muy difíciles de afrontar. Debido a la alta volatilidad que presentan en su conjunto.
  5. Es preferible que te centres inicialmente sobre índices globales, y no sobre una acción de una compañía cotizada en concreto. No en vano, a través de esta sencilla estrategia en su gestión reducirás sensiblemente los riesgos de la operación.
  6. No son productos para operar regularmente con ellos, sino que muy al contrario, están destinados para operaciones muy puntuales, y que no se prodigan en exceso durante todo el año. En cualquier caso, deberán estar limitadas y controladas para evitar cualquier fuga de capital a través de las mismas.
  7. Será más sensato optar por los diseños que cobren menos por sus comisiones. Sus efectos son prácticamente los mismos, pero en cambio puedes ahorrarte muchos euros en los gastos. Incluso puedes aprovecharte de muchas de las ofertas y promociones que vienen realizando los bancos para suscribir algunos productos: fondos, ETF, warrants…
  8. Están especialmente indicadas cuando los mercados de renta variable desarrollan movimientos bajistas de gran consistencia, o en momentos en que se producen escenarios de recesión en la economía mundial. Sin tener que esperar a que los escenarios alcistas vuelvan de nuevo a los gráficos.
  9. Con toda seguridad, que algunos de ellos te será algo dificultosos para operar, siendo conveniente que te vayas habituando a ellos a través de simulaciones virtuales, en donde no pondrás en riesgo tus ahorros. Y en cambio, aprenderás rápidamente a moverte en estos productos tan peculiares de cara a su contratación real.
  10. Ante cualquier duda que albergues, por último, podrás recurrir al asesoramiento de tu entidad bancaria. Te ayudará a canalizar adecuadamente tus inversiones, a través de un equipo de profesionales con gran experiencia en los mercados financieros. Sin que te suponga ningún desembolso económico, ya que se trata de un servicio para los clientes.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   Juanma dijo

    ¿Podéis dar las cotizaciones de la bolsas todos los días? Os lo agradeceríamos algunos. Gracias

    1.    Jose recio dijo

      Lo tendremos en consideración, por supuesto. Y muchas gracias

  2.   Luis dijo

    Jope, muy grandes, pero el santander a casi 3 euros

    1.    Jose recio dijo

      Pero si vas a larga plazo seguro que verás mejores precios. Muchas gracias.

Escribe un comentario