Inversión: ¿qué hacer si te toca el gordo de Navidad?

Con el gordo de Navidad podrás incrementar aún más tu patrimonio personalSi eres el afortunado con el gordo de la lotería de Navidad, enhorabuena, quizás no tengas la vida resuelta, pero si lo rentabilizas adecuadamente, entonces habrás logrado tu objetivo, y quizás ya no necesites trabajar para el resto de tus días. Seguramente conocerás que si eres poseedor de un décimo premiado en este sorteo tan tradicional entre los españoles serás portada de muchos informativos porque te habrá tocado 400.000 euros. Aunque no todo irá a parar a tu cuenta corriente, ya que los impuestos se te llevarán una parte nada desdeñable de esta cantidad.

El 20% de tu precio irá a parar a Hacienda, y como consecuencia de ello, el beneficio neto de la operación será de 320.000 euros. Tampoco estará nada mal, pensando que lo puedes rentabilizar aún más, llevándolo a límites insospechados a poco que los mercados financieros respalden tus inversiones. En cualquier caso, se tratará de mover este capital con el que no contabas para nada. 

Será la oportunidad perfecta para diseñar un modelo de inversión que te haga incrementar de forma notable tu nueva fortuna personal. Quizás no lo sepas, pero tienes ante ti una serie de productos financieros para conseguir estos objetivos, contando con un colchón sólido por si las cosas viniesen mal dadas en su gestión.

A poco que las inversiones te ayuden, conseguirás que tu patrimonio se incremente entre un 10% y 20%. Es decir, a través de tu premio de 320.000 euros, se convertirá en hasta 390.000 euros. Dispuesto para disfrutarlo en viajes, placeres de la vida, y porque no, en alguna labor social para ayudar a los demás, a los que más lo necesitan.

Para conseguir este objetivo tan sugerente solamente deberás reunir tres requisitos. Ser portador de un décimo ganador, planificar una estrategia adecuada de inversión para rentabilizarlo, y naturalmente, que ésta tenga éxito. Pero no te preocupes, sin no sabes cómo desarrollarla, nosotros te ayudaremos a conseguirlo. A través de una serie de propuestas, no excesivamente difíciles de cumplir, y por supuesto realistas, que necesitarán de casi todo tu capital para llevarse a cabo.

Primera clave: decántate por la bolsa

Según algunos analistas bursátiles el próximo año puede ser el de la renta variable española, después del decepcionante recorrido durante 2015 en que el Ibex 35 ha quedado prácticamente estancado, en los mismos niveles que a finales de 2014, como consecuencia – entre otros efectos – por las incertidumbres generadas por los comicios electorales que se han desarrollado en este espacio de tiempo.

Una vez despejados, puede ser el momento de invertir el importe del gordo en los valores más rezagados del índice. Y en este sentido, los relacionados con las materias primas son los más propensos para ser candidatos a contratarlos. Si solamente recuperan una parte de lo perdido en este ejercicio, representaría que tu inversión doblaría prácticamente el importe invertido.

No obstante se trata de un propuesta altamente agresiva, que puede ser moderada a través de una diversificación en la elección de valores por medio de valores procedentes de diferentes sectores, incluso podría optarse por incluirse en tu cartera de inversión alguna representación de compañías cotizadas en otras bolsas internacionales, incluyendo una mínima representación de las emergentes.

Segunda clave: diversificando tu inversión

Diversificar la inversión es la mejor forma para proteger el capital invertidoFinalmente si no quieres dilapidar parte de tus ganancias, no tendrás más remedio que optar por una mayor diversificación de tus ahorros. Como fórmula para garantizarte las aportaciones realizadas. A través, tanto de la renta fija como de la variable, pero sin olvidarte de los modelos alternativos, e incluso de los tradicionales productos destinadas al ahorro (bonos, depósitos, pagarés bancarios, etc.). Solamente de esta forma conseguirás garantizarte un rendimiento mínimo, aunque sin ser muy espectacular.

Si deseas estar un poco más tranquilo durante los próximos doce meses, tienes como alternativa la contratación de algún fondo de inversión de carácter mixto, en el que se incluye en la cartera activos procedentes tanto de la renta fija como variable. Sería muy interesante que también fuese flexible, para que pudiese adaptarse a cualquier tendencia de los mercados financieros, hasta en las situaciones más desfavorables.

De esta manera, darás mayor consistencia a tus ahorros, y tu inversión podría tener una evolución positiva, de entre el 5% y 10%, si siguen los mismos resultados que en ejercicios precedentes. Como consecuencia de este escenario, obtendrías entre 15.000 y 30.000 euros adicionales a través del golpe de suerte generado, y sin demasiados esfuerzos por tu parte.

Tercera clave: buscando la opción más segura

Si después de ser receptor de un premio tan importante como el de Navidad, cambias tu estrategia y eliges un modelo más seguro, no te quedará más remedio que dirigirlo hacia un depósito a plazo. Pero no a cualquiera forma, debido a la baja rentabilidad de estos productos bancarios. Podrías optar por una imposición dirigida a nuevos clientes, y que cuenta con un rendimiento mejor que los modelos tradicionales. Entre el 1% y 2%, en función de la propuesta seleccionada.

Con la garantía absoluta que recuperarás el dinero invertido, y con una mínima rentabilidad, pase lo que pase en los mercados financieros. Esta estrategia te aseguraría unos ingresos para el próximo año de ejercicio de hasta 6.000 euros.

Cuarta clave: en mercados alternativos

Puede que sea definitivamente el año de los mercados alternativos, y en concreto de los activos financieros que más han caído en 2016. En concreto, los energéticos y materias primas, que pueden brindarte la oportunidad para seguir ganando dinero. Puede que con subidas no muy espectaculares, pero si con porcentajes lo suficientemente atractivos como para incrementar de forma significativa tu patrimonio a lo largo de los siguientes meses. Esta inversión puede hacerse de diferente forma, bien sobre empresas de estos sectores que cotizan en bolsa, o a través de carteras elaboradas a través de fondos de inversión y ETF.

Quinta clave: apostando por los valores más bajistas

Las operaciones a crédito pueden desarrollar excelentes plusvalíasPuedes dar un cierto toque de originalidad a tu cartera de inversión a través de las operaciones a crédito. En la que optarás por los valores que pienses que pueden bajar en este nuevo ejercicio. Bien por deficiencias en sus empresas o sectores, o sencillamente porque durante estos años han subido mucho en sus precios. Y como consecuencia de este proceso, cambiar de tendencia, o sencillamente generar movimientos correctivos en sus cotizaciones. Es una forma muy agresiva para mejorar tus resultados en la cuenta corriente, que te exigirá un conocimiento más profundo de los mercados financieros, aunque la recompensa será la más favorable para tus intereses.

Sexta clave: prestando dinero a particulares

Una forma original de obtener más rentabilidad a tus ganancias en el juego consiste en prestar dinero a otras personas. A través de las plataformas entre particulares, en las que unos anticipan efectivo a otros. Los denominados P2P que están activados por internet. A través de estos singulares canales de financiación puedes conseguir todos los años un rendimiento estimado en torno al 6,50% en concepto de prestamista particular. Que te propiciará que en cada ejercicio consigas unas ganancias brutas de casi 25.000 euros.

Decálogo para incrementar tu patrimonio

A través de unos consejos podrás rentabilizar el premioDisponer de un importe tan elevado para dedicarlo enteramente a la inversión te generará que las posibilidades de ser multimillonario aumenten notablemente, incluso utilizando productos alternativos en combinación con los tradicionales, y que una inversión normal no podrías formalizar. En cualquier caso, será conveniente que dotes de unas características propias a esta inversión, si deseas optimizarla de la forma más correcta para satisfacer tus intereses. Básicamente procederían de los siguientes consejos:

  1. Ser millonario de nuevo cuño te permitirá acceder a productos financieros hasta ahora limitados por tu anterior condición económica, con los consiguientes beneficios en sus operaciones financieras.
  2. Siempre podrás arriesgar mayores aportaciones, al tener cubierta las principales necesidades básicas, incluso contando con un fondo de ahorro bastante potente y flexible.
  3. Podrás contar con un servicio de asesoramiento profesional mucho más eficiente, como consecuencia de nueva situación económica, abarcando la gestión que desarrollan los bancos a los grandes patrimonios.
  4. Si alguna apuesta inversora te sale mal, no te supondrá ningún quebranto económico, sino que incluso podrás recuperarlo a través de la siguiente inversión, canalizándola de manera más certera.
  5. Sin lugar a dudas tu margen de perdidas será infinitamente más amplio, con la posibilidad de incluir productos de alta sofisticación que generen plusvalías mucho más generosas, y hasta en algunos casos por encima de la media habitual en estas situaciones.
  6. No te verás limitado a operaciones de claro perfil defensivo, sino que estarás respaldado con todo tu patrimonio, y abriéndote a nuevas estrategias de inversión hasta ahora pocos exploradas.
  7. No te importarán tanto los gastos en comisiones, o la gestión de tus ahorros, que podrán ser recompensados de una manera muy clara y directa. Ni tan siquiera a través del pago por sus impuestos, aunque en el primer momento te moleste un poco las devoluciones.
  8. Siempre será más fácil generar amplias plusvalías con un capital de 320.000 euros, como el tuyo, que con 5.000 o 10.000 euros, como te ocurría antes de ser afortunado con el gordo del sorteo.
  9. Estarás en mejores condiciones para aplicar mecanismos para proteger tus ahorros de forma óptima, ajustándote a tu perfil de inversor: defensivo, intermedio o agresivo.
  10. Y finalmente, si no te sientes capacitado para gestionar tus ahorros, no te preocupes excesivamente ya que no tendrás mayores problemas para delegar estas funciones en tu banco de siempre. Con toda probabilidad les encantará la idea, y podrás llevarlo a cabo, sin ningún esfuerzo por tu parte. A través de un servicio bancario, que está destinado a los mejores clientes, entre los que a partir de ahora te encontrarás sin lugar a dudas.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario