¿En qué momento deberás entrar en bolsa?

Entrar en bolsa con éxito será fundamental para rentabilizar la operaciónUna de las operaciones más delicadas en los mercados bursátiles, sin duda, es el momento de entrar en bolsa, es decir al desarrollar las compras. No en vano, marcarán la evolución de tus inversiones. Y es más, una mala entrada en los valores te supondrá muchos quebraderos de cabeza durante los próximos meses, y por la misma razón al contrario. Será decisivo el momento de entrar en bolsa, pero aún más a que precios has comprado las acciones. Será muy importante para tus intereses como ahorrador.

El escenario ideal para entrar en bolsa deberás materializarlo bajo unos precios muy rentables, y puedas conseguir su revalorización en el más corto espacio de tiempo posible. No será un proceso fácil de formalizarlo, y requerirá de muchas variables para obtener los efectos deseados. En la mayoría de los casos dependerá de tu pericia para moverte en los mercados, pero indudablemente habrá otros que serán ajenos a estas actuaciones. La combinación de ambos será, al fin y al cabo, lo que determine que logres tu objetivo.

Esta estrategia te servirá para desarrollar las compras, y de esta forma, ayudarte a generar plusvalías en plazos de permanencia no excesivamente elevados. Como podrás comprobar en este artículo, las alternativas que dispones son lo suficientemente efectivas como para conseguir las metas deseadas. No sin grandes esfuerzos, pero si eres disciplinados en tus planteamientos al tomar posiciones en los mercados bursátiles, seguramente lo consigas. No solamente nacionales sino de todas las plazas internacionales, incluso a través de inversiones alternativas.

Respetando soportes y resistencias

Una buena inversión deberá fijarse en los soportes y resistenciasSon las figuras del análisis técnico que mayormente podrán implicarte para que obtengas beneficios en cada una de las operaciones que realices a partir de ahora. Sin menoscabo que puedas equivocarte y realices operaciones con pocas perspectivas de obtener los rendimientos más satisfactorios para tus intereses como pequeño o mediano ahorrador.

Una de las estrategias que puedes desarrollar con mayor efectividad es realizar las compras sobre los soportes de las acciones que cotizan en bolsa. Y si lo vulneran, no lo dudes, haz efectivas las ventas para no tener que asumir mayores pérdidas en la inversión. Y que en los peores casos incluso se podrían agudizar hasta contemplar serías minusvalías en tu cartera de inversión. Hasta llegar a unos niveles que no los puedas asumir.

En cambio, si respetas estos niveles, podría ser la señal definitiva de que podrías entrar en bolsa con más mayores garantías de que podrás cumplir con tus objetivos. Son niveles de gran importancia para determinar la compra o venta de las acciones de las compañías cotizadas. Para lo cual necesitas del apoyo de un gráfico en el que se visualicen estos importantes niveles de cotización.

Las resistencias, por el contrario, son otros de los niveles de precio que son determinantes para operar en los mercados de renta variable. Si se superan, será un claro aviso para que compres sus acciones con mayor confianza. Y hasta un nivel en donde se tope con una nueva resistencia. Es un pequeño truco que utilizan los inversores más experimentados para desarrollar sus operaciones con mayores garantías de éxito.

En  cambio, si no pueden con estos importantes niveles será una clara señal de debilidad en su cotización. Y probablemente vayan a buscar de nuevo sus soportes, lo que implicará importantes descensos en la cotización de sus precios. Desde luego, que no será un escenario recomendable para que tomes posiciones, sino más bien para vender, si es que estás invertido en esos momentos.

Sobrecompra y sobreventa al entrar en bolsa

Una de las figuras que determinan con mayor precisión el momento para comprar y vender las acciones es el de sobrecompra y sobreventa. No en vano, representan las principales zonas en donde se sustentan ambos movimientos. Y que en cualquier caso, son determinantes para que realices tus operaciones en la renta variable. Contando, a diferencia de otras figuras, con una gran fiabilidad y objetividad en el análisis técnico.

Como consecuencia de ello, podrás decir que un valor está sobrecomprado cuando las compras se han impuesto claramente sobre las ventas, pero a la vez se produce un agotamiento de las primeras que hace que el mercado ajuste las operaciones. Y con respecto a la sobreventa, exactamente igual, pero por el motivo contrario.

Para entrar en bolsa puedes utilizar esta estrategia, y aprovechar los niveles de sobreventa para comprar, y viceversa. Y que en la mayoría de las ocasiones son ejecutadas con gran efectividad. No en vano, son utilizadas por los inversores con mayor experiencia en los mercados de renta variable. Para a partir de estos momentos poder ser utilizadas en tus operaciones más habituales.

Máximos y mínimos crecientes

Otra estrategia singular para entrar ben bolsa, y que está a disposición de tus intereses, es la que tiene que ver con los máximos y mínimos que muestran en su cotización las acciones. De esta forma, cuando son crecientes o decrecientes, supondrá una oportunidad para desarrollar las compras o ventas, respectivamente. No obstante, se realiza a través de dos modalidades, bien con las cotizaciones diarias, o con mayor seguridad con periodicidad semanal.

Para llevar a cabo las operaciones por medio de este tradicional sistema, no tendrás más remedio que estar al tanto todos los días sobre las cotizaciones de los mercados bursátiles. Especialmente los valores que tengas en el radar para tomar posiciones en sus activos financieros. Sirve también para analizar índices, sectores y mercados alternativos procedentes de la renta variable.

Subida y caída libre

La subida y caída libre son las figuras más contundente de las cotizaciones de los valoresSon dos de los escenarios más decisivos para manejar tus ahorros. Con una fiabilidad casi total, y que en casi todas las situaciones se cumplen. No obstante, son formaciones técnicas completamente contrapuesta, que te podrán hacer ganar mucho dinero, o por el contrario, agudizar las pérdidas. No se producen con mucha frecuencia, pero cuando aparecen deberás aprovechar estas formaciones al máximo. Tanto para formalizar las compras como aprovechar cualquier debilidad y salir de los mercados.

La subida libre es lo que mejor que le puede pasar a la cotización de una empresa. Básicamente significa que no tiene impedimentos para seguir subiendo en los mercados. Con un potencial de revalorización muy amplio, y que generará que entres en su accionariado con fuertes compras, ya que seguramente puedas rentabilizarlas en no excesivos meses.

Ante la caída libre deberás tomar una posición claramente diferente. Pues significa que sus precios seguirán bajando al no tener un punto de apoyo para formar un suelo. Si estás ante un valor que presenta esta configuración técnica, será mejor que te desprendas de sus acciones rápidamente. A no ser que estés dispuesto a asumir unas minusvalías muy fuertes que te hagan perder una parte muy importante de tu patrimonio.

Las diez claves para comprar acciones

consejos para comprar bien en la bolsaA partir de la formación de estos niveles en la cotización podrás elaborar una estrategia más certera para entrar en bolsa. Y dándoles una mayor protección ante un posible escenario adverso a tus intereses. Será muy recomendable que asimiles estas figuras para desarrollar todas tus compras y ventas a partir de estos momentos. Las posibilidades de que mejores tus posiciones se incrementarán notablemente. ¿Quieres saber cómo?

  1. El escenario más óptimo que tienes para configurar la cartera de inversión es desarrollando compras en los valores que superan con claridad sus niveles de resistencia. Deberás apostar por ellos, incluso de forma agresiva.
  2. Si por cualquier circunstancia te encuentras con las acciones de una compañía en situación de subida libre, no lo dudes en ningún momento, y realiza su entrada rápidamente, sin mayores dilaciones. A los pocos meses, seguramente dispongas de unas claras plusvalías en tu cartera de inversión.
  3. Otra situación que puede presentarse con cierta frecuencia es que un valor esté fuertemente sobrevendido. No es una pista tan clara, ni decisiva, como en los anteriores escenarios, pero que al menos podrá ayudarte a rentabilizar los ahorros con más objetividad.
  4. No trates de ir en contra de la tendencia de los mercados bursátiles, y centra todas tus operaciones en valores de marcado sesgo alcista. Normalmente son los que desarrollan movimientos en este signo con mayor difusión. Nunca deberás ir a contra corriente de los mercados.
  5. Cuando las subidas de los títulos cotizados se generan con importantes incrementos en el volumen de negociación, será una señal muy decisiva sobre su próxima evolución en las plazas bursátiles, probablemente con una intensificación del proceso alcista.
  6. Será muy recomendable que optes por valores de gran capitalización, que son los más proclives a desarrollar con mayor intensidad estos movimientos. En contra de los que cuenten con menor liquidez, y cuya evolución en los mercados de renta variable estará regida por otra serie de actuaciones, incluso con el riesgo que sean manipulados.
  7. Aprovéchate de los movimientos corporativos de las empresas para mejorar los márgenes de beneficios en sus operaciones. No obstante, será un proceso mucho difícil de preverlo, ya que en bolsa hay un axioma que casi siempre se cumple y que dice “comprar con el rumor y vender con la noticia”.
  8. Para entrar en bolsa decántate por los valores que ofrezcan  mejor aspecto técnico que en los restantes propuestas de la renta variable, y cuyas cotizaciones se comportan mejor que al índice bursátil a que pertenecen. Habitualmente su recorrido será más profundo, y con un rendimiento más satisfactorio en sus acciones.
  9. Si quieres proteger tus ahorros, no te quedará más remedio que acudir a las empresas con mayor peso específico en los índices bursátiles en donde operes con mayor frecuencia. Te proporcionarán mayor estabilidad, y estarán menos manipuladas por parte de los grandes brokers internacionales.
  10. Y por último, puedes aprovecharte de los valores que generan en su cotización un cambio de tendencia, pasando de bajistas a alcistas. Son los más sensibles para entrar en bolsa con mayores garantías.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Joaquim dijo

    Parece que la bolsa se va entonando algo. Os sigo desde hace semanas, pero no se que hacer.

  2.   Joaquim dijo

    Se me olvidaba. ¿Puedo comprar acciones de Repsol?

Escribe un comentario