Intento de resurrección de General Motors en América del Sur

gm-argentina-np

Luego de la quiebra de General Motors en los Estados Unidos, el mundo empresarial confirmó la noticia menos esperada en 80 años de historia norteamericana y mundial, pues uno de los íconos industriales de los Estados Unidos se declaró en quiebra luego de la explosión de la crisis financiera.

De esta manera, comunicó el cierre de fábricas y el desprendimiento de varias de sus marcas históricas. Sin embargo, el plan de recuperación se puso en marcha no sólo en la central de los Estados Unidos, sino que se impartió una clara estrategia de difusión de la marca.

Por ejemplo, en Argentina y con fondos en parte estatales, General Motors planea lanzar el Viva, un auto nacional que comenzaría a producirse a fin de año tomando el financiamiento estatal argentino. De esta manera, pese a la crítica situación de la central, la filial argentina intenta mostrar la cara opuesta. 

Confirmando las consecuencias de la crisis financiera internacional, la economía argentina sufre los embates de la crisis y más aún de la industria automotriz. El objetivo es producir un auto prácticamente nacional de General Motors, pero el objetivo principal es también reforzar las filiales en varios países y reflotar de a poco la casa central de los Estados Unidos.

Te puede interesar

Escribe un comentario