ING: números en verde

Luego de que la crisis financiera hiciera todo lo posible para que ING acusara los golpes de una de las más importantes debacles de la economía mundial, el banco holandés cerró una jornada con índices favorables, luego de más de 15 días de caídas con mínimos nunca antes conocido por la entidad.

Desde los primeros días de febrero, los títulos de ING cayeron cada vez más con pérdidas en la Bolsa de hasta el 58 por ciento en las últimas 12 jornadas. Así, desde su creación en 1992, diciembre de 2008 marcó como el pico histórico de pérdidas, llegando a los primeros días de febrero en la misma situación.

Tanto las autoridades holandesas como ING aplicaron un paquete de medidas para frenar la caída y la crisis financiera, aunque nunca ejerció efectos positivos. Además, el Estado aclaró que no tenía en mente ningún plan de rescate estatal financiero adicional del ya aplicado.

Sin embargo, el rumor más temido es la posible cancelación del pago de los intereses de sus bonos, situación que magnificó las dudas sobre la presunta liquidez de la entidad y que acrecienta la preocupación de clientes holandeses. En el último mes, ING ya sustituyó dos de sus altos ejecutivos.

Te puede interesar

Escribe un comentario