Indonesia, del desastre al éxito

Indonesia

En apenas unos meses Indonesia ha pasado de ser una de las mayores preocupaciones económicas en el mundo a uno de los mejores mercados asiáticos para este 2014. Lo peor ha pasado y ahora surge como una magnífica oportunidad para aquellos inversores que quieran meter dinero en Asia.

Junto con Brasil, India, Sudáfrica y Turquía, Indonesia fue catalogada el año pasado por la entidad financiera estadounidense Morgan Stanley como una de las economías más frágiles del mundo. El segundo semestre del 2013 fue especialmente duro. La rupia indonesia se desplomó frente al dólar, el mercado de valores de Yakarta se hundió casi un 24% entre su punto máximo en mayo y el mínimo en agosto y el déficit comercial del país era más que preocupante.

Pero después de una serie de medidas que fortalecieron la economía local (aumento de los tipos de interés del 5,75% al 7,5%, entre otras), Indonesia ha dejado atrás las dudas y los temores. El mercado de acciones se ha disparado un 22,5% desde finales del 2013, convirtiéndose en uno de los líderes de Asia. La rupia es la segunda moneda más fuerte frente al dólar en lo que llevamos de 2014, con un crecimiento del 7,6%.

A esto hay que añadirle un superávit comercial durante el mes de febrero mayor de lo esperado. En marzo pasado los inversores extranjeros ya comenzaron a atisbar este cambio e iniciaron sus inversiones en el país. Los propios economistas indonesios aseguran que en este momento están más que preparados para soportar futuras complicaciones.

El próximo mes de julio Indonesia se verá envuelta en elecciones presidenciales. El gran favorito es el gobernador de Yakarta, Joko Widodo, quien en los últimos años ha luchado arduamente contra la corrupción y ha iniciado grandes políticas económicas. Tanto los inversores locales como extranjeros ven con buenos ojos la llegada al poder de Widodo. La mejora de los últimos meses ha dado confianza a nivel internacional. El susto, afortunadamente, solo se ha quedado en eso.

Imagen – Global Indonesian Voices

 

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario