Hasta el fútbol se pone firme por la crisis

uefa

El comité ejecutivo de la UEFA adoptó por unanimidad el principio del “fair-play financiero”, un control de gestión reservando en el futuro el acceso a competiciones continentales a los clubes con presupuestos equilibrados, impidiendo competir a los endeudados.

Para no andar con vueltas, se lo podemos explicar así: un club no puede gastar más dinero del que genera para entrar en las torneos europeos. Lo que el presidente, Michel Platini, llama la “victoria a crédito”.

El fair-play financiero, que debe inistaurarse en los tres próximos años, sería todo una revolución. Si ese criterio hubiera existido, clubes endeudados como Manchester United, Inter de Milán, Chelsea o Liverpool no habrían podido participar en la Liga de Campeones.

Platini manifestó que desde 2012-13 el organismo que preside piensa examinar la evolución de las cuentas de las dos temporadas anteriores. Y en la temporada entrante, las sanciones podrían ser establecidas por un órgano independiente y el baremo podría ir de una multa hasta la suspensión de competir en Europa.

El francés advirtió que no quiere ser recordado como el presidente que dejó fuera de las competiciones a los grandes clubes de Europa. Para evitarlo el organismo se compromete a proporcionar consejos de gestión a las clubes con más dificultades.

Te puede interesar

Escribe un comentario