Hacienda investigará bodas, bautizos y comuniones

Cristobal Montoro

Una noticia cuanto menos curiosa pero, que vistos los tiempos que corren, creo que a nadie le coge de sorpresa si analizamos la situación. Lo cierto es que si a primera vista nos puede parecer una broma, no lo es en absoluto. Así al menos lo corrobora el periódico de economía Expansión, quien detalla cómo el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha encargado a los inspectores de la Agencia Tributaria vigilar algunas actividades cotidianas para detectar posibles fraudes.

A las bodas, bautizos y comuniones se les pueden unir los colegios, las comunidades de vecinos y cualquier otra actividad de las llamadas rutinarias que tengan que justificar los pagos, aportar datos y los números de cuenta de sus pagadores e informar de las personas que contratan. ¿Cuál es el fin de todo esto? Lógicamente recaudar dinero, sobre todo en un año, este del 2013, en el que parece que Hacienda se va a quedar un tanto corta con respecto a los 11.500 millones de euros que ingresó en el pasado ejercicio del 2012.

Las actuaciones sobre este tipo de eventos se enmarcan dentro del programa que la Agencia Tributaria ha llamado Plan de Visitas de Inspección. La solución que han encontrado es que la actuación a pie de calle es la panacea para compensar la pérdida de la recaudación debido a la caída de la actividad económica. ¿Os acordáis que ya comenzaron con los chiringuitos de las playas, verdad? Solo era el comienzo.

Este plan de visitas consistirá en dirigirse a padres, cónyuges y vecinos para obtener información sobre las empresas que contrataron para su boda, su bautizo o su comunión. Ya saben: restaurante, cátering, animación para niños, música, flores, fotógrafos, peluquerías, maquilladores… Parece mentira, ¿verdad? Pues no, no, aún hay más…

De esta manera Hacienda pretende desincentivar al fraude y fomentar el cumplimiento voluntario, que estas actuaciones pasen de boca en boca y de unos a otros para que nos atengamos a las consecuencias si no cumplimos con el fisco en estos eventos. Que lo cumplan o no los grandes empresarios ya eso es otro cantar. El problema de la economía española está en lo que se ha defraudado en bodas, bautizos y comuniones…

¿Cómo era aquello de que el pueblo siempre paga la fiesta?…

Más información – Montoro y el fenómeno inédito de la economía española

Imagen – El Periódico de Extremadura

 

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Idetecestudio dijo

    Como siempre, Hacienda hace de vampiro, en lugar de bajar los gastos suntuosos del gobierno, o cortarle las ansias de gasto a las comunidades.

Escribe un comentario