Grecia, sumergida en una deuda millonaria

Las estadísticas son capaces de definir todo tipo de numerología, datos, comparaciones y resultados, pero pocas son tan demostrativas como las aplicadas a los griegos, cuyo país se ha sumergido en una deuda que no es eterna pero sí muy pesada.

Hasta hoy, la Eurozona se debate en cómo asistir a Grecia, que ya ha firmado acuerdos pero que debe incrementar los ajustes sobre su población. Y sobre ella surge el dato más crítico: cada habitante del territorio debería pagar 20 mil euros para salvar la deuda.

En los últimos años se han criticado los planes de ajuste recomendados por los organismos financieros, sencilamente porque exigen para poder prestar dinero que se ajuste sobre la población, se recorten salarios, se modifiquen impuestos y precios, y se recorte el crédito.

De esta manera, sin consumo el mismo país no recaudará ganancias y Grecia deberá endeudarse y acrecentar el déficit público. Algunos europeos ya aseguran que deberán pasar al menos 10 años para que el escenario económico se normalice, posibilidad que incluso no todos aseguran pueda ocurrir.

Te puede interesar

Escribe un comentario