Grecia sufre a su banca en la peor crisis

Gran parte del porcentaje de responsabilidades que se debe asignar a una crisis financiera están relacionados a los principales actores del sistema financiero: los bancos. En Europa, hoy, la banca atraviesa un duro presente, mientras que en Estados Unidos ocurre lo mismo.

Por ello, como es de esperar, en Grecia los bancos continúan cayendo ahora en un 15 por ciento ante una quita de la deuda que los analistas estiman en que es inevitable.

Más allá de las asistencias financieras al miembro europeo, el déficit es más severo y las protestas sociales más violentas. Así, la banca nacional debe reconocer su debilidad, escenario que sólo perjudica al país helénico.

Con las empresas en retroceso, los salarios congelados, la paralización del crédito y la crisis bancaria, todo coincide en los elementos básicos de una gran crisis nacional que aún hoy no se conoce el posible final.

Aunque Alemania y Francia acordaron los salvatajes financieros, ello no determina nada a favor, pues el Gobierno reconoció que el déficit continúa.

Así las circunstancias, Grecia continúa cayendo sin saber ciertamente hasta dónde.

Te puede interesar