Grecia, en el abismo de la vergüenza

Policía de Grecia en pleno trabajo de contención

En numerosos análisis hemos advertido acerca de la peligrosidad que ocasiona y produce el endeudarse con determinados organismos pues, como se sabe, todo endeudamiento no es gratuito. Por ello, en el caso de Grecia, la posible solución se convertirá en el grave problema del corto, mediano y largo plazo.

Desde el año anterior hemos asegurado que aún con las dificultades que impuso Alemania y Francia para que Grecia acceda al financiamiento tan deseado, su contrato indefinido para reducir su déficit y endeudarse a largo plazo, ahora debera deberá respetar continuamente sus niveles de deuda y las órdenes impuestas por los organismos de crédito multinacionales.

Más de un año atrás, cuando los helénicos advertían el estallido financiero, decidieron tomar una medida vergonzosa: alquilar o vender su patrimonio natural, más precisamente, sus islas.

Ahora, una nueva y lamentable idea ha surgido de quienes necesitan recaudar dinero lo antes posible: alquilar su plantilla policial. ¿Cómo? Por ejemplo, si alguno de vosotros necesita de custodia policial o seguridad para un evento determinado, cada habitante podrá pagar 30 euros por el servicio de una hora de un agente o 10 euros para rentar un patrullero durante una hora.

La necesidad de recaudar fondos es urgente, y Grecia no ha de perder tiempo.

Más informaión: La mayor quita de deuda

Te puede interesar

Escribe un comentario