Grecia comienza a ver la luz

Antonis Samaras

Si bien no corren buenos tiempos para la economía de la eurozona, lo curioso del caso es que la situación se ve de diferente manera en los países que más han sufrido en sus carnes la crisis económica. Es el caso, por ejemplo, de Grecia, que está camino en este 2014 de salir de una recesión que ya dura seis años. Además, y tal como ha afirmado su Ministro de Finanzas recientemente, en el 2015 se espera que la economía griega pueda crecer hasta un 2,9%.

A pesar de que la tasa de desempleo sigue siendo demasiado alta, el gobierno de Grecia presentó ayer un proyecto de presupuesto para el 2015 ante el temor de unas elecciones generales anticipadas. En dicho proyecto se afirma que la economía griega crecerá en este 2014 un 0,6%, poniendo fin a seis años consecutivos de contracción que afectó a más de un cuarto de la producción de este país. Unos números con los que se espera reducir el desempleo el próximo año y mejorar el nivel de vida de todos los ciudadanos.

Este crecimiento económico es el resultado de los sacrificios sin precedentes a los que se han tenido que enfrentar los griegos en estos últimos años. El Primer Ministro, Antonis Samaras, tiene la esperanza de que poco a poco comiencen a aliviarse las medidas de austeridad y se pongan fin a las rigurosas inspecciones de los acreedores del rescate. Precisamente, el grueso de la financiación de los países de la eurozona termina este año.

Durante estos días, el Gobierno se ha comprometido a que para el 2015 se reducirán los impuestos que han afectado a la mayoría de los griegos, aunque también ha reconocido que será muy difícil poder bajar de ese 27% de desempleo en el que se halla inmerso el país. De esta manera, el gobierno de Samaras se enfrenta a un fuerte desafío y ha pedido al Parlamento un voto de confianza. A la vista de los acontecimientos, se sabrá si debe o no adelantar las elecciones generales al próximo mes de febrero.

Especialmente porque la Coalición de la Izquierda Radical, Syriza, está exigiendo una renegociación de los acuerdos del rescate, con el argumento de que en realidad la carga de la deuda es demasiado alta para poder hablar en Grecia de recuperación económica. Los miembros de este partido aseguran que una parte de la deuda nacional se debe cancelar.

Te puede interesar

Escribe un comentario