Grecia aguarda por la ayuda europea

El principal problema que vive hoy el mundo de las finanzas es el caso de Grecia que, informando índices modificados intencionalmente, finalizó su camino con la quiebra del país, el pánico en los mercados, y las diferencias dentro de los miembros de la Unión Europea que no se han puesto de acuerdo en asistir al país helénico.

Luego de la negativa de Alemania a ayudar a Grecia, hasta se pensó en expulsarlo de la Unión, aunque luego de extensas negociaciones, se decidió que en lo inmediato se enviará la ayuda financiera al país y se trabajará para lograr una estabilidad financiera en las demás naciones como Portugal, Irlanda, España o Italia.

La urgencia para evitar que Grecia se declare en default es vital para que los mercados no sufran de pánico. Se estima que su caída podría generar un efecto cascada o dominó que agravaría inevitablemente el estado financiero de los irlandeses, portugueses y españoles. De ocurrir esto, la Unión Europea sufriría se peor y más crítico escenario desde su creación.

La Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) son los actores principales de la complicada situación.

Te puede interesar

Escribe un comentario