Grecia: ¿la solución es el Fondo Monetario Internacional?

A decir verdad, la crisis en Grecia da lugar a una gran variedad de análisis y estimaciones acerca de la real gravedad financiera del país que, por errores propios y ajenos, debe recurrir a la ayuda internacional para no declararse en quiebra. Luego de extensas reuniones, la Unión Europea y organismo como el FMI han aceptado el giro de más de 700 mil millones de euros para sostener la nación helénica.

Ahora bien, más allá de que el país europeo ha cometido graves errores y ha ocultado información financiera con la complicidad de grandes holdings, el interrogante más urgente es si el Fondo Monetario Internacional es la verdadera solución para el país.

Si se hace un repaso por los países en donde el organismo multilateral de crédito ha ofrecido su ayuda, todos ellos (sí, todos) han finalizado aún peor que al momento de recibir dicha ayuda. En continentes como el americano, países como Argentina, Brasil y naciones centroamericanas y asiáticas, entre otras, han aceptado los planes de asistencia financiera del Fondo y, en el corto plazo han debido aplicar ajustes muy importantes generando una grave crisis social. Luego de ello, el país virtualmente queda endeudado por décadas y, además, todas sus decisiones económicas –así sean de orden interno- deben contar con la aprobación del FMI.

Si todas las recetas del organismo no proveen ningún tipo de ayuda, entonces, ¿cuál es el negocio?

Te puede interesar

Escribe un comentario