Gran Bretaña reduce y se defiende

Las grandes economías del planeta ya no son lo que eran hasta hace unos años atrás, cuando la fortaleza de los Estados Unidos se reflejaba en Inglaterra, Alemania o Francia. Hoy, desde la crisis de las hipotecas en 2008 que cambió radicalmente la esencia de las finanzas en las principales potencias del mundo. Estados Unidos continúa en crisis, Alemania es el primer exportador mundial pero sufre, y Gran Bretaña anunció un plan de recortes que forman parte de una difícil pero necesaria decisión.

El Gobierno británico defendió su plan de ajuste ante la gran cantidad de críticas recibidas pese a que las medidas afectarán directamente a la clase más pobre y reducirá el Estado de bienestar. El objetivo de los británicos es ahorrar 90 mil millones de euros hasta el año 2015, dentro de un plan de reducción financiera que es producto de la crisis global.

Mientras tanto, España continúa en una crisis cada vez más extensiva, Italia también, y Francia que hace todo lo posible para acelerar la muy criticada reforma previsional. Como se ve, la situación financiera en las principales potencias del mundo ya no es la misma.

Te puede interesar

Escribe un comentario