Gran Bretaña, otro ejemplo de que aún estamos en crisis

Economia de Gran Bretana

La semana que estamos a punto de concluir ha sido bastante positiva desde el punto de vista económico para Gran Bretaña. El Fondo Monetario Internacional mejoró sus previsiones de crecimiento para el Reino Unido hasta el 3,2% (a diferencia de Estados Unidos, para quien el FMI no augura unas perspectivas demasiado alentadoras). Las cifras oficiales muestran que la economía británica ha crecido un 0,8% entre los meses de abril y junio.

A esta noticia hay que añadirle otra en los mismos términos optimistas: el Royal Bank of Scotland ha anunciado que sus beneficios para este año serán mucho mejores de lo esperado. Sin embargo, la realidad social es muy similar a la que se vive en Estados Unidos, España y otros países europeos. Gran Bretaña habla de auge económico, sí, pero el problema es que los ciudadanos y especialmente sus bolsillos aún no lo están sintiendo.

El crecimiento económico en líneas generales es importante. También es cierto que los bancos parecen salir del túnel y empiezan a aparecer de nuevo en primera línea de fuego. Pero cuando toca hablar de la calidad de vida de la mayoría de los británicos, españoles, estadounidenses y europeos, todo se ve aún muy lejano. Apenas un 3% de la población británica piensa que estamos saliendo ya de la crisis.

Los últimos datos oficiales apuntan a que los salarios en Gran Bretaña apenas han crecido en lo que llevamos de año, mientras que la inflación subió un 1,9% en junio y un 1,5% en mayo. Las autoridades no paran de repetir que la economía está camino de volver a los tiempos anteriores a la crisis, pero lo cierto es que aún queda un largo camino por recorrer antes de que pueda alcanzarse el nivel de vida que se tenía en el 2008.

El Gobierno británico sostiene que al menos algunos ciudadanos se han beneficiado de las reducciones de impuestos, cosa que es cierto, por otra parte. Pero la situación no es tan sencilla como parece o como quieren hacernos ver. Solo cabe esperar que los dirigentes de los diferentes países no se muestren demasiado confiados. Los tiempos de la crisis aún no se han superado y hay ejemplos de sobra para comprobarlo.

 

 

 

Te puede interesar

Un comentario

  1.   deZabaleta Mark dijo

    Ciertamente no es oro todo lo que reluce….

Escribe un comentario