General Motors: ejecutivos venden sus acciones ante una posible quiebra

gm-logo

Es imposible lograr entender cómo una multinacional de la industria automotriz como General Motors se transforme de ser una de las más fuertes compañías en el mundo a una de las más frágiles y en constante amenaza de desaparición del mercado mundial de los rodados.

Y ya no se trata de exageraciones financieras, sino de hecho reales. Uno de ellos, es la exigencia urgente de que el Estado norteamericano implemente un rescate financiero. Pese a varias acciones de rescate, el dato más verídico de la incertidumbre de la firma es la decisión de sus principales ejecutivos.

Además de que perciben salarios millonarios, seis de los más altos ejecutivos de General Motors han decidido vender todas sus acciones por miedo a que la compañía quiebre y sus acciones pierdan todo valor.

La decisión de los ejecutivos hundió aún más a la compañía, que se desplomó otro 20 por ciento. Hasta el momento, el futuro de la empresa es cada vez más complicado, con valores por acción por debajo de los 1,20 dólares por título. Estos valores no se registraban desde el año 1933. Hasta hoy, General Motors se encuentra en pleno proceso para acordar con proveedores y sindicatos su deuda, reestructurarla y acceder a un nuevo salvataje financiero.

Nada de ello está ocurriendo. ¿Se acerca el fin?

Te puede interesar

Escribe un comentario