Fundamentos para invertir en Bolsa a largo plazo

invertir-en-bolsa

Invertir en bolsa a largo plazo es una estrategia que nos va a permitir conseguir buenos redimientos con nuestro ahorro y con un riesgo bajo comparado con otras estrategias de inversión en bolsa. Desde mi punto de vista es una de las opciones más interesantes para aquellos que quieran entrar en Bolsa y no dispongan del tiempo y de los conocimientos suficientes como para aprender estrategias más complejas.

Además hay que tener en cuenta que es una estrategia que siempre se ha demostrado ser muy rentable ya que – hasta el momento – los que la siguen a rajatabla han conseguido incrementar su patrimonio. Veamos entonces cuales son los pilares fundamentales en los que se basa esta estrategia también conocida como Buy and Hold (su nombre en inglés):

  • Como su nombre indica, la parte más importante es que hay que comprar acciones y no vender nunca. Existe alguna excepción para vender pero las veremos más adelante
  • Elegir siempre empresas fiables y con gran valor bursatil (blue chips). En España algunos ejemplos serían BBVA, Telefónica, Santander, Iberdrola, Inditext
  • Elegir empresas que den un alto dividendo y cuya espectativa sea de aumentar dicho dividendo de manera prolongada y estable.
  • Reinvertir los dividendos obtenidos en nuevas acciones para aprovechar el efecto de interés compuesto.

Una vez comentados los fundamentos, es importante tener en cuenta cuando vender las acciones de una empresa. Solo hay que vender en caso de riesgo evidente de quiebra. Si detectamos que alguna de las empresas que forman nuestra cartera vive una situación crítica que ponga en peligro evidente su supervivencia entonces si que estájustificada la venta.

Pero es MUY importante ser capaz de diferenciar una crisis puntual – que las sufren todas las empresas – de una crisis real y definitiva ya que si vendemos en crisis puntuales entonces estaremos haciendo lo contrario a lo que marca la estrategia y vendiendo justo en los momentos más atractivos para comprar. Por poner un ejemplo, en verano de 2012 el IBEX35 estaba en los 6.000 puntos y parecía que el mundo se iba a acabar. Muchos inversores a largo plazo podrían caer en la tentación de vender todas sus acciones ante el temor de una caída de las principales empresas de España. Pero esto no era real, no es viable que todas las empresas de un país quiebren (y si ocurriera nos daría igual estar en Bolsa o no ya que viviríamos un futuro realmente incierto) por lo que el verano de 2012 no fue un momento de venta, sino una oportunidad única para hacer cartera y comprar acciones a precios increíbles aprovechando de la locura colectiva que hacía vender a mucha gente.

Ahora es fácil afirmar esto, pero lo realmente importante si vas a seguir esta estrategia es estar convencido al 100% de ella para que en caso de llegar una situación como esa sepas reaccionar correctamente y no vender tus acciones.

Te puede interesar

Escribe un comentario