Francia y Gran Bretaña buscan unir al mundo para regular sistema bancario

Sarkozy-y-Brown-ok

En una iniciativa que celebramos, ambos países tomaron la decisión de dejar a un lado sus recientes diferencias sobre la regulación del sector financiero y se unieron con el fin de reclamar la creación de un impuesto mundial para las primas bancarias, sin dudas lo que más nos enojó a todos tras la crisis económica.

“Esta crisis nos ha hecho comprender que estamos en una economía que no es nacional sino mundial y que, por tanto, las normas financieras tienen que ser mundiales también”, dijeron Nicolas Sarkozy y Gordon Brown, presidente de Francia y premier de Ingleterra, respectivamente.

Ambos mandatarios lamentaron que “cuando se producen las crisis, son los contribuyentes quienes deben asumir el coste” y que, por el contrario, “los accionistas y los colaboradores de los establecimientos financieros se benefician de todas las ventajas cuando la economía mejora”.

Por eso buscan impulsar “un impuesto excepcional sobre los bonos” de 2009 a los agentes financieros, explicando que “son en parte el resultado del apoyo dado por los países al sistema bancario”.

Como anticipamos hace algunos días, el gobierno británico ya dio el primer paso cuando presentó el presupuesto 2010/2011, en el que introduce un impuesto excepcional para las primas. La tasa se aplicará a todos los bancos que paguen a sus empleados primas superiores a los 27.500 euros hasta el 30 de abril de 2010 y será del 50% de su cuantía.

Te puede interesar

Escribe un comentario