Francia apuesta a lo ¿imposible?

La idea de Francia es la misma –más allá de las diferencias- que otros países han intentado como Brasil, Rusia, India y China que hasta hace un tiempo promovían sustituir al dólar por una nueva moneda de referencia internacional. Si bien la iniciativa es interesante y la debilidad de la moneda estadounidense en notoria, el Gobierno de Barack Obama ha hecho todo lo posible para impedirlo.

El plan de los franceses es contar con un nuevo sistema monetario, objetivo nada sencillo porque más allá de la crisis y de la debilidad de Estados Unidos como potencia global, instaurar un nuevo sistema monetario depende básicamente de la aprobación y apoyo de las principales corporaciones, potencias y entidades mundiales.

Como presidentes del G20, Francia lo que propone es crear un sistema monetario basado principalmente en la utilización de varias monedas internacionales.

Todas las miradas, claramente, apuntan a China aunque un solo dato asusta a todo el mercado mundial: el recalentamiento de su economía.

Te puede interesar

Escribe un comentario