Exigen a América un respaldo al crecimiento

La situación global es bastante clara, al menos, en lo superficial: la crisis financiera nació en Estados Unidos, azotó durante a las principales naciones europeas hasta el día de hoy y posibilitó el crecimiento aún en plena crisis de regiones como las asiáticas y la sudamericana. Y es así que esta región de América del Sur mantiene hasta el momento buenas tasas de crecimiento pese a las debilidades financieras de otros países.

Ante ello, la comunidad internacional cree que el buen momento latinoamericano “sólo es un momento pasajero” por lo cual exigen pruebas para su futuro crecimiento sin dependencias del mercado internacional.

Por lo pronto, mientras Italia, España, Portugal y demás naciones de la Unión Europea luchan por abandonar la crisis, Chile, Argentina, Brasil y demás países sudamericanos confirman su crecimiento del cual, según las previsiones, se mantendrá para el año 2011.

Según los analistas internacionales, durante los próximos años habrá un boom de inversiones y flujos de capital hacia las economías emergentes. Todo indica que no se trata de un boom.

Te puede interesar

Escribe un comentario