Examen de la banca europea, ¿oportunidad de compra?

banca en la bolsa españolaEl pasado fin de semana, la banca europea, y muy en concreto los grandes grupos españoles han sido objeto de los test de estrés por parte de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), y que han tenido como principal resultado su aprobado general. Y en donde los peores resultados han sido para la italiana Monte dei Paschi y Unicredit, que han mostrado ciertas deficiencias en sus respectivas líneas de negocio.

No obstante, los análisis por parte de los intermediarios financieros no se han hecho esperar, y han supuesto una decepción para los inversores de este importante sector en la renta variable europea y española. En concreto, la influyente agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) ha emitido un informe a los pocos días de la difusión de estos resultados, en el que pone de manifiesto que Banco Popular, CaixaBank y Banco Sabadell presentan “posibles debilidades” en caso de crisis económica.

Todo un jarro de agua fría en la línea de flotación de los ahorradores que tienen sus aportaciones en algunos de estos grupos bancarios. Y que ha supuesto, que a las iniciales alegrías tras la publicación se haya impuesto la realidad como consecuencia de una lectura mucho más detallada sobre el estado real de la banca española. Otras agencias de calificación han mostrado también sus dudas sobre los bancos de nuestro entorno

Se imponen las ventas en los mercados

comportamiento en bolsa de la bancaLa reacción de los mercados financieros no han tardado, y las ventas se están imponiendo sobre las compras de forma clara, y hasta incluso con una especial virulencia. Dentro de este escenario, la banca está arrastrando a los principales índices del viejo continente, con fuertes caídas que están llevando a muchos inversores a replantearse sus estrategias de inversión en los bancos españoles, y por extensión en los europeos.

El índice selectivo nacional, Ibex 35, con un gran peso específico de la banca se ha dejado en los primeros días de la semanada algo más del 3%. Principalmente lastrado por todos los bancos que cotizan en este índice. Mientras que otros sectores mantenían la buena evolución de sus precios durante las últimas semanas, los bancos no han podido seguirles y ha generado importantes depreciaciones en sus precios.

Las primeras consecuencias sobre el test de estrés no se han hecho esperar, y las ventas han vuelto a aparecer con inusitada fuerza, después de unos meses de relativa calma bursátil. El peor parado de todos los bancos es el Popular, que se ha dejado estos días más del 7% de su valor. Tampoco les han ido mejor a los restantes grupos financieros. BBVA ha perdido cerca del 5%, Banco Santander ha seguido esta tendencia, y Sabadell y CaixaBank han moderado sus caídas, entre el 1,50% y 3%.

El menos perjudicado por estas notas vinculadas a la solvencia de la banca europea ha sido Bankia, que es precisamente el que me nota ha obtenido de este examen. Y que le ha llevado a que sus descensos estén dentro de los márgenes asumidos por los pequeños y medianos inversores, no más allá del 1,50%.

Debilitamiento del Ibex 35

La primera consecuencia que han generado estos resultados de la banca europea en general ha sido el debilitamiento del índice español. No en vano, ha abandonado con mucha fuerza los niveles de los 8.500 puntos. Y con la posibilidad cada vez más real de visitar en las próximas sesiones bursátiles los 8.000 puntos. En este sentido, el mes de agosto puede ser realmente peligroso para los intereses de los inversores minoristas. Muchos de ellos están estos días de vacaciones, y pueden encontrarse con una sorpresa más que negativa a la vuelta de sus viajes. Y quien sabe si con bastante menos dinero en su cartera de inversión.

Los valores representantes de la banca están siendo ahora un lastre de difícil solución para el principal índice nacional. No en vano, los restantes valores no lo están haciendo mal en los mercados financieros, incluso son moderadas subidas en la cotización de sus precios. De ahí que estén apareciendo cada vez más analistas que recomiendan a sus clientes abstenerse de abrir posiciones en los valores bancarios. Al menos mientras duren estas incertidumbres en la renta variable.

Uno de los mayores riesgos es que la evolución del sector bancario afecte de lleno en el Ibex 35, y pueda llevarlo de nuevo a visitar los mínimos de los últimos años. Incluso con correcciones más profundas que puede ahondar en una tendencia bajista de mayor calado. Al menos en lo que se refiere al corto plazo. Por tanto, mucho cuidado con las operaciones en bolsa durante este mes vacacional por excelencia, en donde desciende notablemente el número de operaciones en los parqués de renta variable.

Posición de la banca en la bolsa

bancos en bolsaUno de los problemas que se plantea para la inversión es la excesiva dependencia que ejerce la banca sobre la bolsa española en general. No en vano, son seis los grupos bancarios que cotizan en el índice de referencia nacional. BBVA, Santander, Caixabank, Popular, Bankinter y Bankia son los representantes de este importante e influyentes sector de la bolsa. Y que durante este año lo está haciendo peor que otros.

A ello hay que sumar otros pequeños bancos que cotizan en el mercado continuo, y que igualmente están siendo afectados por este examen comunitario. Con una volatilidad en sus precios muy extrema, y que nos hace retroceder a los peores momentos de los mercados financieros. Y hasta con la posibilidad real que los precios puedan caer aún más en los mercados. En este sentido, las próximas semanas serán decisivas para comprobar la evolución de los bancos españoles.

Bancos, que por otra parte, vienen realizando un pago por dividendo a sus accionistas realmente generoso para sus intereses. Con un rendimiento medial anual cercano al 4,50%, a través de abonos que se formalizan todos los meses en la cuenta corriente de los inversores. Y que les supondrá un cierto alivio para mantener la liquidez de sus ahorros.

Todo ello dentro de un contexto general, en el que la agencia de análisis Standard & Poor’s no incluye a ningún banco español entre aquellos que considera que pueden presentar problemas y que merecen una atención especial. A cambio, si están presentes bancos de otros países: Monte dei Paschi, Unicredit, Deutsche o RBS, entre los más importantes.

¿Qué pueden hacer los inversores?

rentabilidad de las accionesUno de las disyuntivas es la que se les presenta a los pequeños inversores a partir de estos momentos, y en donde no saben qué hacer con los ahorros invertidos en los bancos españoles: comprar, mantener o vender. Todo dependerá de su posición actual, y que requerirá de una estrategia diferente, y puede que hasta diametralmente opuesta. Precisamente uno de los meses más complicados del año, a estar de vacaciones en algún destino turístico.

Si no tienen  abiertas posiciones en el sector bancario, lo más recomendable es que sigan así hasta la vuelta de sus vacaciones. Y de esta forma, puedan analizar con mayor objetividad todo lo que están pasando a este importante sector de la renta variable. Esperar al menos unas semanas será la mejor decisión que pueden tomar en estos momentos.

Si por el contrario, ya están posicionados en los mercados de bolsa a través de estos valores la prudencia será el denominador común de sus actuaciones. Quizás ya sea un poco tarde para cerrar posiciones en los bancos españoles. Y como estrategia de inversión puede esperar repuntes en sus precios para vender sus acciones. Y desviarlos a valores de valores más seguros, y hasta con mayor potencial de revalorización de cara a los próximos seis meses.

Oportunidades de compras selectivas

De cualquier forma, si el sector bancario siguiese cayendo durante las próximas sesiones bursátiles, más aún con porcentajes superiores al 5%, sería una autentica oportunidad de negocio. En especial si la inversión va dirigida al medio y largo plazo. Y todo ello por los precios tan bajos con que cotizarían los principales bancos de España. Que en un plazo de permanencia más o menos razonable presentarían un rendimiento por encima del presentado por otros activos financieros.

Y en donde sería lógico que entrase dinero a los mercados. Imponiéndose de nuevo las compras sobre las ventas de una forma clara. No en vano, el sector bancario es uno de los más castigados durante los últimos meses. Y en donde las acciones del Banco Santander o BBVA, por ejemplo, han perdido casi la mitad de su valor con respecto a hace un año. Desde esta perspectiva en el análisis, sí que puede constituirse en un buen momento para realizar las primeras compras, aunque muy selectivas en cualquier caso.

Para no cometer errores en estos momentos, sería de gran utilidad que siguieses una serie de consejos para optimizar las operaciones en renta variable. Y que pasarían por las siguientes claves que debes tener en cuenta.

  • No es momento de tomar decisiones en caliente, y es preferible que medites tu estrategia durante estos días que tienes de descanso.
  • La mayoría de los bancos están cotizando bajo una clara tendencia bajista. Estate atento en donde puede pararse y cambiar de signo en la evolución de sus precios.
  • No todos los bancos muestran unos resultados empresariales muy parecidos, sino que unos más que otros se encuentran en una mejor posición financieros. Serán los más receptivos a tus compras.
  • Este sector es el que ofrece mayores riesgos en estos momentos, pero a cambio el que presenta mayores oportunidades de revalorizarse. Puede ser candidato a formar parte de tu cartera de inversión.
  • Si bien sus precios son muy bajos, y en algunos casos irreales, ten presente que aún pueden bajar más.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario