Eurozona: ¿La nueva Matrix o realidad pura?

Cada día se hace más difícil creer fielmente en determinadas voces que según sus intereses informan de acuerdo a sus objetivos, por ello crece la dificultad de la credibilidad de los distintos medios. El mejor ejemplo para ello es el siguiente: algunos estados europeos aseguran que han registrado buenos resultados, mientras al mismo tiempo se exigen controles agudos en esas economías.

Varios países que son miembros de la Unión Europea han anunciado previsiones optimistas respecto del crecimiento de sus economías. Lo hicieron dentro del marco de las presentaciones de evaluaciones de 14 miembros. Sin embargo, desde Bruselas fueron categóricos: “Advertimos varias previsiones optimistas, por lo cual es necesario exigir a cada miembro que ejecute los planes de reducción y austeridad en cada economía”.

El miedo al caso griego es notorio: informar buenos resultados –con complicidades de calificadoras- cuando en realidad ocurría todo lo contrario. España es uno de los países que augura buenos resultados pero cuenta también con una gran presión para que Rodríguez Zapatero aplique al pie de la letra el plan de austeridad.

Lo cierto es que ya no se puede asegurar qué nación realmente se encuentra en el camino de la recuperación Lo único claro es que los 14 miembros con planes de ajuste deben ejecutarlos sin mayores vacilaciones.

Te puede interesar

Escribe un comentario