Estados Unidos y España, en el mismo camino

Para los Estados Unidos, desde que estalló la crisis financiera que la recuperación de la economía ha sido y es un obstáculo muy importante. Pese a que hace horas se aseguró que es “imposible una nueva recesión en el país del norte”, los mercados financieros ya han recibido una noticia para nada agradable, pues el PBI (Producto Bruto Interno) no ha crecido lo esperado por el Gobierno de Barack Obama.

El Departamento de Comercio estadounidense confirmó una suba del 2,4 por ciento entre abril y junio de este año. Sin embargo, los analistas preveían una suba del 2,6 por ciento, respaldada por el 3,7 por ciento registrado en el último trimestre del año pasado.

Como era de esperar, el bajo consumo de los estadounidenses fue el principal factor que provocó la desaceleración del crecimiento como así en la inversión privada.

La misma mala noticia corre para España, que según el Fondo Monetario Internacional, la recuperación de su economía será muy débil. Sólo en el año 2011 se prevé un leve crecimiento del 0,6 por ciento, cifras muy bajas comparadas con el último año de éxitos financieros en el país europeo.

Es por ello que los organismo internacionales aspiran a que España podrá reducir aún más su gastos fiscal.

Te puede interesar

Escribe un comentario