Estados Unidos se desentiende de la crisis financiera mundial

crisisweb1

Desde finalizada la Guerra Fría y desde mediados de la década del ’80, Estados Unidos comenzó a sumar un poder que, con el paso del tiempo, finalizó en un mundo unipolar, dirigido y digitado por los Estados Unidos que logró conforman un mundo unipolar, liderando en gran parte el rumbo político, económico y social del planeta.

Luego del estallido de la crisis financiera global, originado por la explosión de la burbuja hipotecaria de las hipotecas subprime dentro del territorio estadounidense, y de la peor crisis que vivió el mundo en décadas, el presidente Barack Obama aseguró que su país no es el principal culpable de la crisis mundial. Según el mandatario, la debacle fue producto de liderar ineficientemente las finanzas en varios países.

Así, el sucesor de George Bush respondió a las declaraciones de funcionarios europeos que calificaron a los Estados Unidos como el principal responsable de la situación mundial. A decir verdad, y analizando el escenario mundial a meses de la crisis, el mercado hipotecario inescrupuloso de los estadounidenses fue el determinante para que se dinamitara el mercado financiero también manejado por especuladores ejecutivos de las firmas más relevantes del planeta. Sus consecuencias, claro está, se expandieron al mundo entero, aunque difícilmente el mercado olvide que, pese a que muchas naciones han estado relacionadas al crack mundial, Estados Unidos creó un monstruo que hasta ahora tiene vida propia.

Te puede interesar

Escribe un comentario