Estados Unidos evita el default, por ahora

Al parecer, el acuerdo entre los políticos estadounidense abre paso a una solución momentánea que evidentemente interrumpió un proceso que iría a desembocar en la cesación de pagos de la principal potencia del mundo. La noticia, por cierto, fue suficiente para festejar el no colapso de las finanzas globales y las consecuencias impredecibles en paises del Viejo Continente como España, Italia o Portugal.

Pero la duda, que nadie se permite afirmar, es si realmente se han evitado los problemas o habrá posibilidades para que las finanzas mundiales se mantengan expectantes ante una consecuencia imprevista.

De acuerdo al estado de la economía del país presidido por Barack Obama, de evitarse la cesación de pagos inevitablemente se reducirá la calificación de los Estados Unidos, determinación que también repercutirá porque la confianza en la economía del norte retrocederá.

Al mismo tiempo, el crecimiento económico estadounidense se encuentra estancado y el consumo no crece. Así, nada se ha resuelto: sí se evitó la cesación de pagos, pero la incertidumbre recorrerá largo camino.

Te puede interesar

Escribe un comentario