Estados Unidos desmintió posible default

El infierno tan temido nunca se ha alejado lo suficiente de la economía de los Estados Unidos, que desde la crisis de 2008 no ha logrado recuperar el camino del crecimiento y ha sostenido su estructura financiera sólo en base al endeudamiento público que hoy ya no puede argumentar ni sostener.

Sin embargo, desde el Tesoro de los Estados Unidos, su secretario Timothy Geithner, remarcó que el país no ingresará en cesación de pagos porque, incluso, antes de la fecha límite establecida para el próximo 2 de agosto.

Para evitar una crisis política, primero los funcionarios nacionales deberán arribar a un acuerdo en cuanto al Presupuesto de la nación, tarea no sencilla puesto que, entre Republicanos y Demócratas, el temor al default es más o menos grave.

De todos modos, lo que representaría una muy mala noticia para los mercados internacionales es que el país presidido por Barack Obama oficialice la cesación de pagos, escenario que sin dudas dispararía una crisis financiera global, sin precedentes.

¿La solución? Políticos opositores y oficiales deberán acordar cuál será el endeudamiento y, claro está, evitar bajo todo punto de vista, una posible cesación de pagos, es decir, un default financiero.

Te puede interesar

Escribe un comentario