Estados Unidos, ¿es posible que se convierta en Grecia?

No son momentos sencillos para la economía internacional, pues en diversos puntos del planeta hay focos de conflicto que podrían estallar con más potencia que nunca. Y en ambos casos se presentan similitudes y consecuencias similares.

Por un lado, Estados Unidos se dirige directamente hacia un muro en el que si no aplica medidas inteligentes, chocará frontalmente y en forma muy brusca. El 2 de agosto vence el plazo para reactualizar y subir el límite de endeudamiento.

Sin embargo, todas las negociaciones para evitar el default hasta ayer fracasaron y Obama presiente que el problema puede agravarse.

Del otro lado del continente, Grecia acaba de recibir un salvataje financiero de miles y miles de millones de euros, lo que técnicamente lo “salva” de la quiebra del país. Pero no todo es como parece.

Estados Unidos se encuentra más cerca que lejos de una nueva crisis similar a la de 2008 cuando estalló la burbuja hipotecaria. Grecia, pese al dinero que rescató, ha quedado hipotecada por el resto de los 15 años.

Dos señales de que en el mundo, la economía, definitivamente no va por buen camino.

Te puede interesar

Escribe un comentario