España tiene las comisiones más altas de Europa por sus tarjetas

Cajero automatico

¿Qué tienen en común países como Reino Unido, Holanda y Suecia? Pues desde el punto de vista económico nos fijamos hoy que en los tres países los bancos no cobran ninguna comisión a sus clientes por sacar dinero en cualquier cajero del territorio nacional. ¿Sucede lo mismo en España? En absoluto. En nuestro país si sacamos dinero de los cajeros automáticos de otras entidades bancarias nos sale a pagar una media de 2,5 euros.

Una cifra que, con respecto a la media europea, nos sale un 78,6% más caro. En el Viejo Continente se paga una comisión media de 1,4 euros. Sirvan como ejemplos países como Alemania, donde se paga 2,2 euros de media, Italia con 1,95 euros o Francia con un euro. Asimismo España es el segundo país más caro de la Unión Europea en cuanto a comisiones aplicadas en operaciones de retirada en cajeros de otras redes con una comisión mínima media de 3,61 euros (Alemania es el país más caro con 4,4 euros).

España es curiosamente el único país donde las entidades cobran comisiones a sus clientes incluso cuando sacan dinero en cajeros de su propia red (distinto, eso sí, a los de la entidad que emitió la tarjeta). Unas comisiones que se han ido incrementando paulatinamente desde el año 2005, con una subida que en estos momentos ronda ya el 167%. La diferencia con otros países es casi vergonzante.

Sobre todo cuando observas que en Reino Unido, Holanda y Suecia, como decíamos al principio, no se cobra ni por sacar dinero de la propia red ni de otras redes. En Alemania tampoco se cobra si el cliente realiza la operación en dispensadores de la propia red, mientras que en Francia o en Italia, al haber una sola red, las entidades aplican un cargo solo si el cliente usa el cajero de un banco distinto al suyo.

En definitiva, en España pagamos un 78,6% más de comisiones que la media de los siete países más ricos de la Unión Europea. Las desventajas de los consumidores frente a los bancos, como se puede apreciar en este nuevo ejemplo, son más que evidentes.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario