España sólo cuenta con un 0,8% de empresas con más de 50 trabajadores

Aena

El pasado mes de enero Aena (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) entraba en Bolsa, generando así un ligero optimismo dentro de una economía española de la que muchos aseguran que está en franca mejoría. Sin embargo, para disfrutar del soñado crecimiento sostenido y resistir a los duros reveses que están por llegar se necesita aún arreglar un grave problema que también tienen en común otros países como Italia o Portugal.

Se trata de la falta de grandes y medianas empresas. España apenas cuenta con un selecto grupo de grandes empresas con renombre internacional. Tal es el caso de la propia Aena, Inditex o el Banco Santander. Pero, si echamos mano de los números, las empresas españolas a día de hoy sólo tienen una media de 4,7 empleados, frente a los 5,1 que había en el 2008.

Otro dato relevante es el siguiente: sólo un 0,8% de las empresas españolas tienen más de 50 trabajadores, en comparación con el 3,1% de las empresas alemanas.

El Círculo de Empresarios lleva precisamente un tiempo presionando a los políticos para que hagan algo al respecto. Este grupo asegura que las empresas más grandes tienden a ser más resistentes que las pequeñas en los tiempos difíciles. En Gran Bretaña, por ejemplo, las grandes empresas (aquellas que tienen más de 250 trabajadores) proporcionan casi la mitad de todos los empleos del sector privado, en comparación con sólo un cuarto en España.

Según el propio Círculo de Empresarios, si nuestro país hubiera tenido el mismo número de grandes empresas que Gran Bretaña se habría perdido medio millón menos de empleos desde el comiendo de la crisis.

Por otra parte, las grandes empresas tienen otra serie de ventajas: suelen ser más productivas, invierten más en desarrollo e investigación, teóricamente pagan más a sus trabajadores y exportan más.

A la vista de estos acontecimientos, parece que los políticos comienzan a poner un poco de énfasis en este problema. Además de las reformas laborales, el gobierno está apoyando al proyecto Cre100do en el que escuelas de negocios, empresas consultoras y grandes corporaciones han unido sus esfuerzos para ofrecer más información, asesoramiento y orientación a las empresas.

España ha comenzado a reformar su legislación laboral, aunque las empresas aún se encuentran con una serie de responsabilidades adicionales que les sobrevienen cuando alcanzan la cifra de más de 50 empleados. Las auditorías de impuestos son mucho más rigurosas una vez que las empresas superan los seis millones de euros en ingresos anuales, solo por poner un ejemplo.

Y, por último, el acceso al capital para iniciar un negocio o la ampliación del mismo sigue resultando particularmente difícil. Sobre todo en el caso de querer ampliar una empresa y convertirla de pequeña en mediana y de esta en grande. También es cierto que la falta de ambición de los empresarios es otro de los factores de este bajo número de grandes empresas.

De lo que no cabe duda es que si España quiere reflotar su economía, los empresarios deben poner de su parte. Pero, y a estos, ¿quién les ayuda?

 

Te puede interesar

Categorías

Empresas

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Fiona dijo

    Deberías al menos decir al principio que este es un artículo del Economist – http://www.economist.com/news/business/21644172-lack-larger-firms-means-fewer-jobs-and-less-resilient-economy-supersize-me

Escribe un comentario