España no quiere terminar como Portugal

La crisis en Europa no brinda al menos una posibilidad para recuperarse o intentar aliviar la grave crisis financiera que afecta a sus principales naciones. Portugal es una de las más complicadas dado su nivel de deuda y la incapacidad para recuperarser. Sin embargo, España no se diferencia mucho de los lusos pero el Jefe del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, aclaró que su país “no terminará como Portugal”.

Desde el Gobierno aseguraron que el país “se ha diferenciado mucho de su nación vecina, disponen de más diversificación, más potencial y por ello es muy difícil que la economía resulte afectada a tal magnitud”.

Las declaraciones de Zapatero fueron respaldadas por la Comisión Europea, que para evitar un brote de pánico, aseguró que España cumple con sus compromisos financieros que no necesitarán de un rescate financiero.

Por el momento, la nación española sobrevuela pero no sufdre una crisis más grave. Irlanda y Grecía sí ya han solicitado recurrir al rescate financiero.

Te puede interesar

Escribe un comentario