España: leve baja de la confianza de consumidores

consumidores

El consumo es la base de toda economía, pues ella se moviliza en mayor o menor medida de acuerdo al consumo de la sociedad. Y es también el principal índice para determinar el crecimiento de un país, la contracción financiera, las tendencias de inversión de los ciudadanos y sus gastos.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) registró en el mes de diciembre una leve caída en la confianza de los consumidores españoles que, debido a la seria contracción económica, en los últimos meses han reducido el consumo por el temor a la incertidumbre financiera. Es por ello que en diciembre de 2009 se registró un índice de 74,7 puntos contra los 75,3 de noviembre.


Como en toda economía en crisis, existen varias causas que determinan la baja en el Índice de Confianza. En primer lugar, la crisis financiera pues ante la incertidumbre de los próximos tiempos, los consumidores prefieren mantenerse expectantes. Es así, entonces, que disminuyen sus consumos hasta tanto no visualizar signos positivos de cambio.

Incentivar el consumo es una tarea del Gobierno para reactivar la economía. Es el basamento principal de las finanzas de un país. En este caso, por el momento nada parece modificar la tendencia.

Te puede interesar

Escribe un comentario