España: de nuevo, los bancos en problemas

Una vez más, la crisis financiera internacional no da lugar a dudas. Como ocurrió con la explosión de la burbuja financiera en los Estados Unidos, sus principales bancos y entidades financieras colapsaron y debieron recurrir al auxilio del Gobierno. Luego, en Europa, cuando parecía que se implementaría un control mayor, las entidades bancarias también demostraron su fragilidad. Ahora, dentro de España, y ante el tardío reconocimiento de la crisis, los bancos ya analizan cómo enfrentar la crisis.

Una vez confirmada la baja en la calificación de España de AAA hacia +AA, el sector bancario comenzó a especular con la posibilidad de concretar posibles fusiones. Es así que el segundo banco de ahorros del país, Cajamadrid, dio a conocer las negociaciones con entidades de ahorro más pequeñas con el objetivo de generar mayor liquidez entre ellos.

No son los únicos, porque el mayor banco de ahorro es La Caixa, quien ya admitió que inició gestionar para posibles fusiones, entre ellas, con el regional Caixa Girona. Aunque el sistema se encuentre en crisis, y como en ocurre en todas las regiones del mundo, parte de la solución es generar la liquidez necesaria para poder mantenerse en pie.

España mantiene una reserva de su sistema bancario liderado por Santander y BBVA, cuyos negocios en América Latina –región donde menos ha sufrido la crisis- genera un índice positivo. De todas maneras, las finanzas españolas deberán soportar una crisis que se extenderá aún más de lo pensado. 

Te puede interesar

Escribe un comentario