España: continúan los indicadores económicos en baja

La crisis financiera internacional continúa con su avance sobre los indicadores económicos a nivel mundial, y en España marca que más de 300 autónomos se dieron de baja del sistema durante 2008. Estos indicadores, dentro del millón de personas que perdieron su empleo, refuerzan la tendencia en baja de todos los índices.

El año más dramático para los emprendedores fue en 1992, aunque en el transcurso del año anterior desaparecieron más de 85 mil emprendedores. Así, la tasa de desempleo continúa en ascenso, con la construcción como uno de los sectores más perjudicados por la crisis, seguido por el comercio y la agricultura. Así pues, el desempleo, la baja del consumo, el congelamiento de salarios y el aumento de precios conforman un sombrío panorama para España y la región.

Ante esto, la principal medida que deberá adoptar el Gobierno será reunir fuentes de financiamiento para solventar e incentivar a las empresas a que generen nuevas fuentes de empleo. La producción industrial atraviesa su peor crisis desde 1993, con siete meses seguidos de descenso en sus porcentajes.

Las actividades que registraron las mayores bajas en sus indicadores durante 2008 en comparación con 2007 fueron las máquinas de oficina e informática, los productos minerales no metálicos, la industria de la madera y el corcho y muebles y demás manufacturas. Además, el último informe del Instituto Flores de Lemus informó que la economía española no crecerá hasta los dos últimos trimestres de 2010. Además, se prevé que la crisis sea la de mayor duración a la registrada entre 1992 y 1993. 

España ya parece entrar en la recesión técnica. Alemania e Inglaterra aventuran sombríos panoramas. Estados Unidos aguarda por un nuevo presidente que oficie de guía para poder escapar de la crisis más dramática desde el crack del ’30. Así se presenta la situación. Es hora de tomar medidas.  

Te puede interesar

Escribe un comentario