España continúa en baja

Luego de pasados varios meses en que la crisis financiera eliminó cualquier tipo de datos económico positivo, España continúa mostrando indicadores negativos en su economía. En este caso, la actividad industrial.

¿Por qué? Porque la producción industrial española cayó un 20 por ciento, el porcentaje más alto de los últimos 16 años. Esto, sumado a la falta de empleo, el aumento de los precios y la inflación, el congelamiento de salarios y la disminución del consumo, reafirman que España es uno de los países europeos más afectados por la crisis financiera internacional.

Ya con una economía en recesión desde fines de 2008, España ingresó en un escenario de desocupación récord, con el agravante de la que la producción industrial registró resultados negativos por noveno mes consecutivo. Las personas sin trabajo alcanzan los 3 millones y medio de personas. Los detalles marcan que los bienes de capital bajaron casi el 30 por ciento, los intermedios un 27, los bienes de consumo casi el 13 por ciento y la de energía un 2,5 por ciento.

La información brindada por el Instituto Nacional de Estadística, detalla que la fabricación de vehículos de motor y remolques también registró bajas financieras, todos datos negativos que acorralan cada vez más al fondo a toda España.

Te puede interesar

Escribe un comentario