España cada vez más complicada

bandera-de-espana

La situación económica de España continúa sumando índices en baja y ahora, por primera vez en su historia, el Índice de Precios de Consumo arrojó resultados negativos ubicándose en el -0,1 por ciento. De esta manera, continúan los malos pronósticos españoles que ubican a esta economía como una de las más perjudicadas de Europa desde antes de a explosión de la crisis financiera hasta el presente.

De hecho, los analistas aguardaban la baja de los precios para el mes de mayo, aunque se aceleró la baja abrupta de precios y se adelantaron los índices negativos generales en todo el país. Sin embargo, desde el Gobierno descartan que la economía ingrese en una etapa de deflación, pues aseguran que “se avecina un período largo de retracción, pero de manera muy leve y transitoria”.

España ya registra la octava caída consecutiva del IPC y la primera vez desde 1997 en que arroja resultados negativos. Desde 1961, hace casi 50 años, que no se registra una tasa negativa de crecimiento de los precios.

Pese a todo, las voces oficiales aseguran que España no ingresará en una etapa de deflación. Los datos de la realidad aseguran lo contrario y la crisis, por el momento, pareciera extenderse a todo el año próximo.

Te puede interesar

Escribe un comentario