Eslovaquia, el país que puso en jaque a Europa

Pues si realmente algo faltaba a un conflicto que involucra a todo un continente y a las principales potencias del mundo, es la aparición de un país que objetó el acuerdo entre Alemania y Francia para que Grecia reciba otra asistencia financiera a fin de poder subsistir como nación.

Ante esto, los mercados internacionales se paralizaron hasta que los eslovacos arribaron a un acuerdo y decidieron dar por aprobado el acuerdo. Hasta hace 24 horas, nadie había previsto que un integrante europeo objetara el acuerdo entre alemanes y franceses para aportar 8 mil millones para que Grecia pueda subsistir.

Incluso, desde la Eurozona le reclamaron a Eslovaquia que anteponga y cuide los intereses del bloque europeo que sus propios objetivos como país.

Así, Grecia ya contará con lo necesarios para poder responder financieramente siempre y cuando cumpla con sus metas fiscales y, sobre todas las cosas, aplique a fondo las medidas de ajuste dentro de su propio país.

Cuando lo haga, seguramente estallará otra crisis: la social.

Te puede interesar

Escribe un comentario