Eslovaquia adopta el euro como ancla en la tormenta financiera

Desde hoy, Eslovaquia adopta como moneda el euro con las grandes esperanzas que la incorporación del país a la zona del billete único la aísle de las peores tormentas que sacuden las economías emergentes del continente.

Los gobiernos de la región recortaron sus proyecciones de crecimiento y los inversores se desprendieron de forma masiva de los activos emergentes, aunque Eslovaquia por ahora salió ilesa.

Mientras que otras naciones emergentes de la Unión Europea, como el zloty polaco y el florín húngaro, borraron años de avances como consecuencia de la turbulencia de la crisis financiera global, este país buscó una especie de escudo.

Eslovaquia, con 5,4 millones de habitantes, será el miembro más pobre del área del euro, detrás de Portugal, con el 71 por ciento del Producto Interior Bruto per cápita promedio de la UE.

Además, esta nación será la primera de los ex Estados comunistas más grandes en adoptar el euro.

Te puede interesar

Escribe un comentario